Fotonoticia:

San Cayetano, "la máxima expresión del casticismo"

Letras populares, sonido de organillo y parejas de chulapos marcando el paso con dominio castizo tomaron anoche las calles del distrito Centro. El primer fin de semana de las fiestas más típicas de Madrid empezó ayer por la tarde en la calle del Oso, donde se celebra la verbena de San Cayetano. El santo salió de la iglesia en procesión a las ocho de la tarde y, una hora después, el barrio se concentró bajo las guirnaldas que cubrían la calle de la verbena a tomar la limonada. Bien puestos parpusas y pañuelos, clavel en la solapa, ellos; en el pelo, ellas. "La verbena de San Cayetano es la máxima expresión del casticismo", decía uno de los bailarines. Mientras, al otro lado de Lavapiés, en la calle de Argumosa, arrancaban con antelación las fiestas de San Lorenzo, que comienzan el lunes.

SANTI BURGOS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS