Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicajasur controlará la fundación de la Iglesia

El protocolo de fusión firmado por Unicaja y Cajasur, controlada por la Iglesia católica, va a segar el enorme margen de actuación con el que contaba el cabildo catedralicio para hacer y deshacer a su antojo en la entidad cordobesa. La integración, que recibirá ayudas del Fondo de Garantías de Depósitos a causa del agujero de 1.050 millones de euros por la morosidad de Cajasur, prevé la creación de una nueva fundación que gestionará el cabildo, pero controlada por la nueva entidad.

Según fuentes de la negociación, el acuerdo se plasma del siguiente modo: "Se crea dentro de la nueva caja y formando parte de ella, una nueva fundación, gestionada por el cabildo, para atender conjuntamente, con el resto de fondos que corresponde a Córdoba en función de sus recursos, la Obra Social desarrollada actualmente por las dos cajas en Córdoba".

La Iglesia gestionará la fundación, pero el control de los fondos y de los programas de la Obra Social corresponderá a Unicajasur y a la Junta de Andalucía a través de de la ley autonómica que regula las fundaciones. Esta fundación contará los tres primeros años con una dotación de ocho millones de euros y de seis a partir del cuarto año. A la fundación se le adscriben cuatro inmuebles, cuya propiedad quedará en manos del nuevo grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 2009