Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Latinoamérica permite a Telefónica superar la previsión del mercado

Los ingresos en España caen, sobre todo por los móviles

La alegría que recorrió ayer la Bolsa tuvo como uno de sus protagonistas a Telefónica. El valor subió un 2,09%, hasta los 17,84 euros por acción, después de que el primer operador nacional de telecomunicaciones aguantara el tipo en la zozobrante coyuntura económica actual, de la que no pudo escapar en el mercado español, y anunciara unos resultados mejores de los esperados por los analistas, una vez más espoleado por el buen comportamiento de su negocio en Latinoamérica.

La compañía que preside César Alierta ganó 3.619 millones de euros entre enero y junio, unos resultados que, subrayó, "dan muestra de la solidez financiera de la compañía" y de su "capacidad para capturar de forma rentable las oportunidades de crecimiento".

Telefónica mantiene sus objetivos para el año y el dividendo de 1,15 euros

Esta cuantía representa un 0,7% más de lo que había ganado durante los primeros seis meses de 2008. Este resultado neto, positivo cuando en el mercado predominaba la idea de que retrocedería en torno al 1%, se explica por el hecho de que los resultados no se han visto impulsados en esta ocasión por las plusvalías que, por contra, sí nutrieron los resultados del mismo periodo de 2008, a raíz de la venta de las participaciones en Sogecable y Airwave.

Si no se tiene en cuenta la distorsión que suponen esas plusvalías, el beneficio neto de Telefónica se incrementó un 10,7%.

La empresa enfatizó en un comunicado a los mercados que "mantiene todos los objetivos financieros para el año 2009" que se habían anunciado en febrero. El objetivo de distribuir un dividendo de 1,15 euros por acción con cargo al ejercicio 2009 también se mantiene intacto.

Por tercer trimestre consecutivo, el operador reconoció a sus negocios en América Latina como "el motor de desarrollo del grupo". De los ingresos totales -que sumaron 27.588 millones de euros, un 2% menos, o un 1,4% en términos comparables-, Telefónica Latinoamérica aportó 10.874 millones. Esta cifra es un 7,4% más elevada en términos comparables respecto del primer semestre del año pasado, y eleva el peso de esta región a un 39,4% de la tarta total de ingresos de la compañía. El peso de Latinoamérica es similar si se analiza el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) del grupo, que hasta este junio fue de 10.939 millones. La región latinoamericana avanzó un 14% más en euros corrientes y aporta cinco puntos porcentuales más que antes.

La pata europea de Telefónica -sin contar España- también tuvo una aportación de signo positivo, aunque en menor medida de lo que lo hizo América Latina. Esta circunstancia ha convertido la diversificación geográfica de la compañía en un activo especialmente valioso en los tiempos de crisis, que ha pegado sobre todo en España. Telefónica España, que representa un 35% de los ingresos y un 44% del OIBDA, retrocedió. Los ingresos de España cayeron un 5,6% en el semestre (más del 6% si se comprar trimestre a trimestre) por "la ralentización del mercado, la alta intensidad competitiva y el menor consumo de servicios de voz por los clientes". El negocio de móvil se llevó la peor parte, con una disminución del 9,5%, aunque el negocio fijo reculó menos.

Las inversiones fueron a la baja en un 29,6%. Sobre todo, cayó la inversión en el negocio móvil. En sus explicaciones a los analistas, la compañía contextualizó la reducción del CapEx por las inversiones muy significativas del año pasado y por la menor actividad comercial sobre el año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 2009