Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álava recupera el texto de Lazarraga

La Diputación de Guipúzcoa cede el manuscrito del siglo XVI por cinco años para exponerlo en el Bibat - Es el documento más antiguo en euskera alavés

El manuscrito de Juan Pérez de Lazarraga, noble alavés del siglo XVI, volvió ayer la tierra en la que se escribió, gracias a un convenio entre las diputaciones de Guipúzcoa (propietaria de la joya bibliográfica) y la de Álava. Durante cinco años, prorrogables, permanecerá expuesto en el Bibat, en Vitoria, junto con otros materiales para su estudio.

El descubrimiento de las 102 páginas que se conservan de esta obra del señor de la torre de Larrea, en Zalduendo, supusieron un vuelco en los estudios del euskera y de la conciencia literaria y afectiva de sus hablantes. Este borrador se escribió entre 1564 y 1567, en un dialecto alavés, desconocido hasta la fecha. Incluye 26 coplas, pero, sobre todo, una novela pastoril (Silbero, Silbia, Doristeo y Sirena), al estilo de las que se escribían en la época en el resto de Europa, lo que ha desbaratado todas las teorías que situaban la lengua vasca en un lugar secundario, de carácter oral y sin tradición literaria por lo menos hasta el XVIII.

Y también aparece por vez primera el término de Euskal Herria, que ayer reivindicaron, en la firma del convenio, los diputados generales de Guipúzcoa, Markel Olano, y de Álava, Xabier Agirre, que tradujeron como "pueblo vasco". Olano resaltó el "inmenso valor" de este término, frente a quienes niegan la existencia de lo que también tradujo como "el pueblo del euskera". Este mismo significado ofreció el otro día la consejera de Educación, Isabel Celaá, para referirse a Euskal Herria como una realidad cultural reconocida por todo el mundo.

El texto fue hallado en 2004 entre los libros de un anticuario de Madrid por el archivero Borja Aginagalde, y la Diputación guipuzcoana lo adquirió por 66.000 euros. De inmediato, la institución foral lo subió a Internet junto a una copia facsímil que podía descargar cualquier interesado. En esta ocasión el público podrá disfrutar del original, aunque no tocarlo. Para hojear las páginas de Lazarraga, el Bibat ha dispuesto una copia, junto a una pantalla de televisión en la que se van sucediendo los textos.

Desde que se encontró la obra de Lazarraga, un equipo de la UPV dirigido por el catedrático Joseba Lakarra y en el que participa la filóloga y consejera de Cultura, Blanca Urgell, ha estudiado el documento, del que publicará en edición crítica en breve. Lakarra recuerda que el documento contiene notas locales divertidas, como las coplas "sobre las mozas de Asparrena, Ozaeta, Luzuriaga o Lanzarrica, siempre tan ariscas; o sobre la terrible quema de Salvatierra de 1564", uno de los datos que permitió fechar su redacción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 2009