Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso gasta 13 millones de euros en hacerse otro aparcamiento

La Mesa de la Cámara argumenta que aprovecha la remodelación de la zona

Aunque entre los grupos políticos, la chispa puede saltar en cualquier momento, no parece que la decisión de construir un aparcamiento para uso del Congreso de los Diputados en su subsuelo, es decir, en la carrera de San Jerónimo, vaya a resultar motivo de gresca. Este augurio parte de que la Mesa del Congreso aprobó ayer por unanimidad la adjudicación del contrato para su construcción a la unión temporal de empresas (UTE), formada por Sacyr SAU y Ferrovial Agromán, SA. Las obras casi rozarán los 13 millones de euros, aunque el propio Congreso se puso el límite de 14 millones.

La Mesa del Congreso, presidida por el socialista José Bono, con representación del PSOE, PP, CiU y PNV, se ha guiado por los criterios técnicos de la Dirección General de Proyectos del Ayuntamiento de Madrid, según el convenio suscrito por ambas instituciones el pasado 3 abril. Estos datos los recordó ayer el Congreso en un comunicado tras la aprobación de la adjudicación de la obra, que se prolongará durante 16 meses. Durante ese tiempo, la carrera de San Jerónimo sufrirá cortes para los vehículos.

Las 262 nuevas plazas se sumarán a las 300 que ya tiene la Cámara

Lo cierto es que, previsiblemente, esta vía madrileña, de gran intensidad de tráfico, permanecería cortada algún tiempo aunque no hubiera que construir aparcamiento alguno. Al menos esto es lo que indican fuentes parlamentarias al señalar que se ha unido "la oportunidad con la necesidad".

La primera viene dada porque la carrera de San Jerónimo iba a ser levantada por la remodelación que va a experimentar la plaza de las Cortes. Estas obras llevan consigo la desaparición definitiva de las 60 plazas de aparcamiento de superficie de que dispone la Cámara.

Así las cosas, el órgano de gobierno del Congreso decidió aprovechar la oportunidad para hacer su propio aparcamiento para un uso al que en principio tienen derecho las 1.700 personas que están acreditadas.

El nuevo aparcamiento, de cuatro plantas, albergará 262 plazas, que se unirán a las 300 con las que ya cuenta el edificio. En la vida cotidiana del Congreso, los 350 diputados son el grupo que menos utiliza el aparcamiento y, aunque los senadores también tienen derecho a usar plazas oficiales, no suelen recorrer en coche el corto trayecto entre las dos Cámaras.

Funcionarios, empleados, personal laboral, asistentes y periodistas son quienes más ocupan estas plazas, según puede apreciarse diariamente. Las fuentes oficiales se esfuerzan en explicar que todo son ventajas con la construcción del segundo estacionamiento.

Por ejemplo, el Congreso dejará de pagar una factura anual muy abultada por el alquiler de plazas en el aparcamiento público de la plaza de las Cortes, del que hace uso el personal "de la casa" cuando las 60 plazas de superficie están ocupadas y también las 300 del propio edificio. Los interlocutores consultados invocan también a un mayor control en aras de la seguridad cuando se cuente con un aparcamiento del propio Congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de julio de 2009