El PSE le dice al PNV que la prueba del algodón es pacificar las diputaciones

Los socialistas no ven concreciones y los peneuvistas difunden sus recetas anticrisis

Dos reuniones en un mismo encuentro ayer, en Sabin Etxea. PNV y PSE se miraron a la cara, pero no se entendieron en su segundo encuentro tras las elecciones autonómicas. Mientras para los socialistas, los peneuvistas no concretaron ninguna de sus propuestas para cerrar su propuesta de acuerdo de estabilidad institucional y presupuestaria para encarar la crisis, el PNV se encargó de difundir a los medios el documento completo con sus recetas: el sostenimiento de los servicios sociales, medidas genéricas de apoyo a las empresas y líneas de financiación y fomento de la empleabilidad para los parados. El PNV puso también encima de la mesa tres de sus reivindicaciones clásicas: el apoyo del PSE al blindaje del Concierto en el Congreso, concretar las políticas activas de Empleo y cómo se va a efectuar finalmente dicha transferencia, así como conocer si el plan interinstitucional anticrisis pactado el 20 de junio de 2008 entre Juan José Ibarretxe y las tres diputaciones sigue vigente o ha pasado a mejor vida.

El PNV quiere pactar la fiscalidad para encarar la caída de ingresos Pastor: "Salimos con la misma sensación de desconfianza inicial"

Más información

La propuesta peneuvista con más interés y con más perspectivas de futuro tiene que ver con las "medidas y modificaciones normativas oportunas" en el sistema tributario, competencia de las diputaciones, tal y como recuerda el PNV en el documento entregado ayer a la delegación socialista, encabezada por su portavoz parlamentario y líder del PSE vizcaíno, José Antonio Pastor, y completada por los dirigentes Blanca Roncal y el experto en materia económica, Mikel Torres. Sobre todo, tras conocerse ayer que la recaudación de las tres haciendas provinciales en los seis primeros meses ha caído 1.130 millones de euros. "Y nadie sabe cómo va a acabar el año, probablemente mucho peor", pronostican fuentes peneuvistas. Y ese es precisamente uno de los caballos de batalla en estos momentos: los socialistas tienen claro que no van a ceder el liderazgo que posee el lehendakari, Patxi López, para intentar taponar la herida por la que sangra la economía vasca y poner a Euskadi en la catapulta para salir de la recesión. Y menos dejar que el PNV utilice a sus tres diputaciones como "ariete" contra el Ejecutivo socialista.

Al termino de la reunión, que se prolongó por espacio de una hora y cuarto, Pastor volvió a recordar que la credibilidad de la oferta peneuvista -aún bajo sospecha- se ve mermada por lo que los socialistas consideran una "instrumentalización política" de las Diputaciones forales para desgastar al Ejecutivo López. El parón en ese "hostigamiento al lehendakari" y sus políticas anticrisis sería la prueba del algodón que, a juicio de Pastor, puede hacer creíble la oferta del partido que preside Íñigo Urkullu, que ayer delegó en la secretaria de la Ejecutiva Nacional (EBB) Belén Greaves el liderazgo de la reunión y en José María Zalbidegoitia, el guardián de la economía en el PNV, y Aitor Alzola. Las siete medidas propuestas por el PNV, según Pastor, "no aportan novedad alguna a lo que ya está haciendo el Gobierno vasco en este momento", por lo que siguen pensando "que una cosa son las palabras y florituras verbales, y otra cosa es que los hechos no están acompañando esa declaración de buenas intenciones". "No se ha aportado en la reunión nada nuevo que nos haga pensar que había algo más detrás que el simple anuncio propagandítico", añadió. "Salimos con la misma sensación de desconfianza inicial", enfatizó.

El PNV no se va de veraneo. Tampoco lo hace el lehendakari, que tras la visita oficial prevista para hoy en Comillas con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cogerá una semana libre para volver después al tajo. Greaves pidió a los socialistas llegar a acuerdos en agosto. El PSE cree que es en otras mesas donde se tiene que fraguar el pacto anticrisis y previsiblemente dejará para septiembre futuros encuentros con el PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de julio de 2009.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50