El templo de los 'mártires del 36' se encoge un 80%

El gran templo consagrado a los mártires del bando franquista de la Guerra Civil en Valencia se reducirá a una pequeña iglesia. Al menos de momento. El arzobispado de Valencia ha presentado al Ayuntamiento una nueva memoria del polémico proyecto impulsado por el cardenal Agustín García-Gasco en 2007 en la que anuncia que sólo acabará ahora un 20% del recinto para dar cabida a 144 fieles -más un centenar en el coro-, frente al millar de personas del plan original.

La iglesia se construye en una de las naves protegidas de la antigua industria química de Cross, junto a la zona de expansión de la Ciutat de les Arts i les Ciències. La documentación del proyecto indica que el resto de la obra se continuará "al ritmo que posibiliten los medios económicos". Fuentes del arzobispado explicaron que es "habitual" construir las iglesias por fases y que la primera se abrirá en un año.

El edil socialista Juan Soto, que desveló el cambio de planes, pidió al nuevo arzobispo, Carlos Osoro, que "abandone el proyecto de macrosantuario de los mártires, que es megalómano y una afrenta para las víctimas del otro bando", y que destine el resto de la nave a "un servicio social".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Sara Velert

Redactora de Internacional. Trabaja en EL PAÍS desde 1993, donde ha pasado también por la sección de Última Hora y ha cubierto en Valencia la información municipal, de medio ambiente y tribunales. Es licenciada en Geografía e Historia y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, de cuya escuela ha sido profesora de redacción.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS