Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un guardia civil, absuelto de espiar el ordenador de la Comandancia

La Audiencia de Lleida ha absuelto a un guardia civil acusado de instalar un programa en uno de los ordenadores de la Comandancia para espiar a sus compañeros, al no apreciar pruebas de cargo suficientes contra él. La fiscalía solicitaba para él dos años de prisión y multa de 6.480 euros.

Los hechos se remontan al 26 de diciembre de 2006, cuando en un ordenador de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial del Acuartelamiento de Lleida se detectó la instalación de un programa que permitía capturar claves personales, contraseñas y todo lo que se tecleara, realizando también capturas de imágenes de pantalla y de las webs visitadas. De esa manera se accedió a cuentas de correo electrónico, claves de acceso a banca electrónica y conversaciones de Messenger de algunos usuarios, según la sentencia, hasta que el día 28 de diciembre de 2008 fueron borrados el directorio y la carpeta del programa.

El fiscal consideró que fue el acusado quien instaló y borró el programa, porque uno de los compañeros le acusó de los hechos. El fiscal también alegó que un día en que el acusado trabajaba se realizó una conexión con el programa. El servicio de criminalística de la Comandancia declaró en el juicio que no se podía identificar a la persona que lo había instalado. Además, los peritos dieron versiones contradictorias sobre la posibilidad o no de manejar el programa desde otros ordenadores y se demostró que las fechas de conexión se podían manipular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de julio de 2009