Crónica:banda de ancho | internetCrónica
i

La muerte del papel

Lo sabe todo el mundo: el papel está acabado. Ha empezado afectando a la prensa (www.newspaperdeathwatch.com), como todas las cosas malas, pero no se frenará aquí: un día de éstos, hasta las servilletas serán digitales, cambiarán el estampado a voluntad y serán autolavables. Esto último aún no está confirmado, pero todo se andará.

La cuestión es que, desgracia la nuestra, ni siquiera podemos echarle la culpa a la piratería, así que recurriremos a la crisis, que es igual de mala, pero sin posibilidad de ser llevada a juicio. La crisis ha matado al papel, éste a la tinta, y así sucesivamente, y, como resultado, el que quiera informarse debe tener en cuenta que, en cuestión de semanas (con suerte; sin ella, igual serán días), sólo podrá leer cosas en la Red, ya que todos los quioscos habrán tenido que cerrar.

Así pues, todo lo que uno se compra ahora para leer en los aviones existirá sólo virtualmente, no se arrugará, no podremos arrancar las páginas que nos interesen y no dejará las yemas de los dedos de un negro sucio. Philip Meyer, profesor de la Universidad de North Carolina, afirmaba en 2005 que "el último periódico se venderá en 2043" (después rectificó y dijo que sería mucho antes, que lo de 2043 era extremadamente optimista). Por eso, los más listos han decidido empezar a prepararse para la ocasión, como Charles M. Sennot, un ex periodista del Boston Globe que, habiendo sufrido en sus propias carnes la maldad de la crisis, decidió, junto al empresario Philip S. Balboni, montar www.globalpost.com , una web con 65 periodistas trabajando en 45 países y que el diario The New York Times considera la gran esperanza blanca del sector: una iniciativa seria, de solvencia contrastada y con recursos más que notables. Esta página ha osado pedir 200 dólares para aquellos que quieran leer sus artículos estrella y, en el colmo de los colmos, pretende que lo de pagar se convierta (nunca mejor dicho) en moneda de uso común. Pagar en Internet. Qué desfachatez.

www.politico.com es más de lo mismo: calidad, solvencia..., pago. La web trabaja para periódicos convencionales ofreciendo crónicas a las que ellos no pueden llegar (ya saben, la crisis), y lo mismo se dispone a hacer www.cnn.com , creando una división interna de pago para medios de comunicación de todo el mundo. Otros, como www.wired.com , www.dwell.com o www.monocle.com , ya conciben sus páginas no como un complemento, sino como un sustituto llegado el momento, pero siguen viviendo de la pasta que da el lector convencional, el que sigue comprando revistas (o periódicos).

El papel ha muerto, nadie quiere pagar por consultar las webs, España tiene la segunda cuota de ADSL más cara de Europa, los quiosqueros tienen los días contados y quedan pocos lectores que compren revistas (o periódicos)... Para aquellos que piensen que no puede ser peor, una recomendación: www.reason.com y su literatura virtual de altos vuelos. Qué bien luciría en papel su artículo ¿Por qué está mal matar abortistas?

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de julio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50