Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EMPRESAS

Hoffman, fundador de LinkedIn: "Hay que separar la vida personal de la profesional"

Reid Hoffman es uno de los emprendedores más influyentes de Internet - La red profesional supera los 42 millones de miembros y añade uno cada segundo - "Podemos llegar al 25% de la población mundial "

Reid Hoffman confiesa sus contactos en LinkedIn: 1.824. Le llaman el hombre mejor conectado de Silicon Valley. Fundó esta red profesional en 2003 y no ha parado hasta convertirla en la más utilizada del mundo. Con 370 empleados, valorada en 1.000 millones de dólares, supera los 42 millones de miembros.

Su olfato para las oportunidades es infalible. Entró como directivo de PayPal en 2000 de la mano de su fundador y compañero de Stanford Peter Thiel. La venta a eBay le llenó los bolsillos con 10 millones de dólares. Con ellos se lanzó a fundar LinkedIn y a invertir en más de 60 empresas, entre ellas Facebook, Flickr y Digg.

LinkedIn añade un miembro cada segundo. El sueldo medio de sus miembros supera los 100.000 dólares anuales. Es todavía una élite.

"La mayoría de las redes sociales dependen de publicidad dirigida al consumidor final. Si no tienes audiencia muy segmentada, es difícil captarla"

Pregunta. ¿Cómo consigue que LinkedIn crezca tanto?

Respuesta. La gente se apunta porque otros les envían invitaciones. Funciona porque ven muy rápido el valor de estar dentro y conectarse con aquellos que conocen y en quienes confían. Añadimos 1,8 millones de miembros cada 17 días. El 25% viene de Europa.

P. ¿Podrán mantener esta línea de crecimiento?

R. Tenemos espacio. Queremos ayudar a cualquiera a progresar profesionalmente, podemos llegar al 25% de la población mundial.

P. Tienen competencia, como Xing.

R. Xing nos supera en Alemania, pero en España crecemos más rápido por ser globales y no alemanes o locales. Desde que lanzamos la versión española, en agosto, hemos crecido el 80% en miembros, superamos el medio millón.

P. ¿Les ha beneficiado el aumento del paro?

R. Hemos visto un aumento del uso, aunque es difícil determinar qué parte se debe a la crisis y al desempleo. Vienen más personas porque la web es gratis y necesitan encontrar trabajo, estar informados o conectarse a compañías.

P. La gran mayoría de los miembros son altos directivos. Sigue siendo una comunidad para la élite.

R. No controlamos el tipo de cargos que entran. Coincide que los que aprecian LinkedIn han tenido mucho éxito profesional y suelen ser los primeros en adoptar estas herramientas. Pero queremos llegar a todos.

P. Lo personal y lo profesional se confunden en Internet. ¿Seguiremos con diferentes perfiles en varias comunidades?

R. Creo que sí. Hay que separar vida personal y profesional. No vamos por conferencias mostrando fotos de nuestros hijos ni invitamos a todos los compañeros de trabajo a casa. Nunca estarán totalmente divididas, pero la separación existirá.

P. Cada vez más gente utiliza Facebook para cuestiones profesionales. ¿Es competencia?

R. Más del 50% lo utiliza para compartir fotos, el 25% para juegos sociales. La trayectoria de Facebook no va hacia eso.

P. Ha conseguido más de 100 millones de dólares de financiación. ¿Para qué?

R. Para comprar. Sólo hemos utilizado 15 millones. Miramos muy de cerca a compañías tecnológicas, pero soy escéptico respecto a operaciones entre comunidades.

P. LinkedIn da beneficios, ¿cuál es el secreto?

R. Combinamos tres líneas de ingresos: suscripción a la web para obtener más funcionalidades, pago por uso de Recruiter, un software que utilizan las agencias de contratación, y publicidad.

P. ¿Por qué les cuesta tanto ganar dinero a las redes sociales personales?

R. Porque la mayoría depende de publicidad dirigida al consumidor final. Si no tienes una audiencia muy segmentada, es difícil captarla. En nuestro caso está claro: la gente viene a mejorar su trabajo y las compañías a encontrar talento.

P. ¿Nos cansaremos de socializar en Internet?

R. Demasiadas webs se centran sólo en el entretenimiento, en pasar el rato. Otras, como la nuestra, buscan ahorrar tiempo, hacernos más productivos. Si nos empeñamos en pasar demasiadas horas en las primeras, nos cansaremos.

P. ¿Volveremos a ver a un Facebook o a un LinkedIn crecer de start-up a multinacional antes de que termine la crisis?

R. Creo que sí, siempre se producen innovaciones. Últimamente me ha sorprendido el crecimiento de Hoovers. Es lo bueno de Internet, surgen cosas nuevas constantemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 2009