Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid 2016 visita Nigeria y enfila la recta final

Ya sólo quedan tres meses para conocer la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI). El 2 de octubre, en Copenhague, la familia olímpica decidirá si los sueños de Madrid se hacen realidad o si la capital de España vuelve a despertar de golpe a las puertas del éxito. Y la suerte, prácticamente, está echada.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, puso fin ayer a su viaje a Nigeria para explicar a los comités olímpicos africanos el proyecto madrileño. La última gran oportunidad de convencer a los posibles votantes. Luego, sólo queda algún encuentro en los mundiales de natación que se celebrarán a finales de este mes en Roma y en los de atletismo en agosto, en Berlín.

Tras esas citas, el 2 de septiembre, el COI colgará en su página web los resultados de la evaluación que realizó a las cuatro ciudades candidatas (Madrid, Chicago, Río de Janeiro y Tokio). Una nota que servirá de referencia a los miembros del COI con derecho a voto en Copenhague.

En la capital de Nigeria, Abuya, la delegación madrileña -encabezada por el alcalde, e integrada, entre otros, por doña Pilar de Borbón; Alejandro Blanco, presidente del COE; Juan Antonio Samaranch Jr. y la consejera delegada de Madrid 2016, Mercedes Coghen- explicó las bondades del proyecto olímpico.

Puente de unión

El espíritu con el que viajaron, según una nota del Ayuntamiento, lo definió así doña Pilar de Borbón: "Para Madrid, para España, la oportunidad de celebrar unos Juegos es el pasaporte hacia un mundo mejor, más solidario, más humano y más cercano".

Gallardón también recordó el hecho de que España haya multiplicado por 10 la ayuda económica para el desarrollo del África occidental y el compromiso del Gobierno español de ayudar a África cuando el próximo año ostente la presidencia de la Unión Europea. Un compromiso al que el alcalde sumó el deseo madrileño de convertirse en "puente de unión entre África y Europa". Por si acaso no tienen claro a quien hay que votar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de julio de 2009