Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me dijo que para ser modelo debía relajarme en situaciones extremas"

Comienza el juicio a un hombre acusado de abusar de dos jóvenes

"Si yo estaba tranquila y era capaz de relajarme en las situaciones más extremas podría hacer cualquier tipo de fotos". Es lo que un falso fotógrafo le hizo creer a una chica de 15 años que quería ser modelo. Luego la hizo desnudarse y la tocó, hasta introducir los dedos en su vagina. Así lo contó ella ayer, por videoconferencia, en la Audiencia Provincial.

En el banquillo, Luis G. R. M., informático, acusado de abusos sexuales y usurpación de estado civil, mantuvo inalterable su postura. "No las conozco de nada", afirmó sobre sus supuestas víctimas. Reiteró que no había hecho nada de lo que se le acusa, y por lo que el fiscal pide para él 11 años y 11 meses de prisión y 13.000 euros de indemnización por daños morales. Ni anunciar castings en Internet, ni hacerse pasar por profesional del cine, ni quedar con las chicas que se interesaban en las pruebas.

-¿Cómo explica que le hayan identificado?, preguntó la fiscal.

-Mi fotografía y mis datos salían en un reportaje, explicó él.

Las dos chicas de las que supuestamente abusó afirmaron que le reconocieron durante la investigación policial. Ayer no tuvieron que volverle a ver. Una de ellas declaró tras un biombo y la otra por videoconferencia. Ambas aguantaron las lágrimas para contar lo que les sucedió.

La supuesta estrategia del falso fotógrafo era convencer a sus víctimas de que existía un "preparador físico" que se reunía con las aspirantes antes de contratarlas. El preparador resultaba ser él. "He trabajado como modelo y nunca me ha pasado nada de esto", relató una de las víctimas. Tenía entonces 15 años. Llegó a Madrid acompañada de su madre para participar en un reportaje de moda. En cuanto la madre se ausentó, continuó la joven, él la hizo subir a su habitación. Según su testimonio, acabó abusando de ella con tocamientos.

A la sesión de ayer acudieron también otras jóvenes. Dijeron que el hombre no llegó a consumar abusos con ellas. También declararon la representante de una agencia de modelos y otro profesional del sector, que afirmaron que el falso fotógrafo había utilizado sus nombres en provecho propio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de julio de 2009