Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:INTERNET

Activismo de corbata

Su anuncio del fin de la guerra de Irak en un falso The New York Times tuvo un impacto planetario.Ahora, los agitadores Yes Men 'arreglan el mundo' burlándose de petroleras y grandes corporaciones.

HACE seis meses, Nueva York se llenó de periódicos que anunciaban: 'La guerra de Irak ha terminado'. Junto a la noticia aparecían otras aún más sorprendentes: 'La nacionalización del petróleo financiará la lucha contra el cambio climático' o 'Bush, procesado por la Corte Penal Internacional'. Parecía un ejemplar de The New York Times, pero era un falso periódico fechado el 4 de julio de 2009 con las noticias que a sus creadores les hubiera gustado encontrarse mañana, seis meses después de la elección de Obama. Para conmemorar la edición, EP3 buscó a sus responsables y los encontró inmersos en su trabajo: agitar conciencias... con ironía.

El activismo tiene muchas caras y no todas recurren a los mensajes apocalípticos. Si no fuera así, los Yes Men no habrían clausurado la semana pasada el Festival de Cine Human Rights Watch de Nueva York con su documental The Yes Men fix the world. Mike Bonanno y Andy Bichlbaum crean webs falsas de multinacionales y esperan ser invitados a convenciones. Se hacen pasar por ejecutivos de empresas como la petrolera Halliburton y presentan proyectos surrealistas en conferencias internacionales: legalizar la esclavitud de África, generar energía con cadáveres o anunciar el cierre de la Organización Mundial del Comercio (OMC). También han aparecido en la BBC suplantando a ejecutivos de la compañía química Dow, responsable de la mayor catástrofe industrial de la historia, anunciando que la empresa asumiría responsabilidades por una explosión que mató a 5.000 personas en Bhopal (India). Aquellas declaraciones provocaron que la empresa perdiera 2.000 millones de dólares en Bolsa.

EP3. ¿Es realmente patriótico acabar una guerra un 4 de julio y dejar a esos soldados en paro?

Yes Men. Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados se quedaron sin trabajo, los inversores inmobiliarios crearon la América suburbial y la economía se disparó. Nosotros tenemos una solución mucho mejor: podemos colocar a los que vienen de Irak en la costa española, destrozada con todas esas casas vacías nacidas con el fin de especular durante el boom inmobiliario y que nadie puede comprar. Los soldados, que estarían destinados a convertirse en homeless en Estados Unidos, podrían aprender golf en esos campos de la Costa del Sol que consumen tanta agua y tener unas merecidas vacaciones. Sería positivo para ambos países. Igual podríais enviar a cambio algo de flamenco.

EP3. ¿Y qué tenéis contra las empresas de relaciones públicas [en su periódico anunciaban que cerraban todas]? A los periodistas nos hacen la vida más fácil, gracias a ellos ya no tenemos que salir a la calle a buscar noticias...

Y. M. Los periodistas que se tragan las mentiras que les dan las multinacionales se están estresando mucho porque, en teoría, querían cambiar el mundo con su trabajo y ahora han dejado de hacerlo, así que queríamos ayudarles.

EP3. ¿Por qué atacáis a las multinacionales? Los anuncios de Exxon o Halliburton dicen contribuir a un mundo mejor...

Y. M. Su idea básica es que para mejorar el mundo hay que buscar un beneficio económico, y eso favorecerá al planeta entero, pero no están siendo muy efectivos.

EP3. Acusáis a empresas y gobiernos de criminales, pero vosotros suplantáis a ejecutivos, publicáis noticias falsas... ¿No os convierte eso en criminales también?

Y. M. Intentamos serlo. Pero resulta que nadie nos ha denunciado jamás. Tampoco hemos conseguido que nos arresten y ninguna empresa nos ha atacado legalmente. Hemos hecho lo imposible por ser criminales, pero no tenemos éxito. En cambio, a ellos les llevan a los tribunales constantemente en decenas de países, se fugan en aviones privados antes de que les condenen, hacen cosas glamourosas que nosotros sólo podemos soñar...

EP3. ¿Cómo puedo fiarme de dos tipos que se hacen llamar Yes Men?

Y. M. Seguramente, en cuanto me ponga la corbata, puedes confiar en mí.

EP3. ¿La corbata os abre puertas?

Y. M. En cuanto nos ponemos el traje y la corbata, todos nos creen, así entramos en las convenciones y hacemos lo que hacemos. Sin corbata sería imposible.

EP3. ¿Por qué Yes Men y no No Men o Maybe Men?

Y. M. Porque siempre estamos completamente de acuerdo con nuestros enemigos, tanto que incluso les proponemos transformar a la humanidad en petróleo o salvar sólo a los ricos, y ellos asienten. El problema es que como lo grabamos todo, luego quedan en evidencia.

EP3. ¿No os parece una falta de respeto hacia los españoles haber propuesto a la OMC que ilegalice la siesta?

Y. M. Es que reduce la productividad, y además, no somos los únicos: México también lo propuso. ¡Lo propusieron en serio!

EP3. ¿Sois cruzados o lunáticos?

Y. M. Para quienes piensan que el libre mercado es la única alternativa somos lunáticos, pero nadie en su sano juicio pensaría que el libre mercado es la única manera. Nos han enseñado a pensar así, pero afirmar que las empresas deberían tener la libertad de hacer lo que les dé la gana para ganar dinero es sin duda una idea de lunático.

http://www.theyesmen.org/

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009