Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

Doble premio para Concha Velasco

La Academia le otorga el galardón a la mejor actriz y a toda una carrera

"No me lo esperaba. No me lo esperaba. Pero ¡cómo me gusta!". Mientras Concha Velasco pronunciaba estas palabras, recogía emocionada el premio a la mejor actriz por su papel como la ambiciosa y maquiavélica Carmen Orozco en la serie de Herederos (TVE-1). La polifacética actriz y presentadora vallisoletana estaba preparada para recibir el premio Toda una Vida como reconocimiento a su trayectoria profesional pero no un galardón por el que también competían otras dos actrices de la factoría TVE. Ana Duato (Cuéntame), que ya ganó en 2007 el premio por el que volvía a estar nominada, y Luisa Martín (Desaparecida y El caso Wanninkhof). "Que me perdone Ana Duato, pero Luisa era mi favorita y como pensaba que iba a ganar, no he preparado ningún discurso", remató la estrella de la noche, desde el escenario del Gran Casino de Aranjuez (Madrid).

Velasco se hizo con la primera distinción de la gran fiesta de la televisión, que fue entregada en el transcurso de la ceremonia de los XI Premios Anuales de la Academia, y que se caracterizó por el poco ritmo y la escasa agilidad, todo lo contrario de lo que debe ser una emisión televisiva. Vamos, la antigala.

La 2 de TVE retransmitió el acto presentado por los periodista Julia Otero (Onda Cero) y Juan Ramón Lucas (TVE y RNE), que estuvo salpicado por las humoradas de Muchachada Nui, las hormigas Trancas y Barrancas o Secun de la Rosa. Tampoco faltó el pobre remedo de Javier Capitán como José Luis Rodríguez Zapatero.

Y Mercedes Alcántara se quedó sin estatuilla, pero la serie nostálgica se alzó con cuatro premios -director, guión, maquillaje y programa de ficción- de los once a los que optaba. En esta edición, TVE partía de nuevo como favorita. Y no defraudó. Además, de Cuéntame y Velasco por Herederos hubo galardones para Los lunnis, la música de Amar en tiempos revueltos y el equipo de deportes que hizo posible los Juegos de Pekín 08. Lorenzo Milá, que se alzó con el premio al mejor presentador de informativos, consideró la distinción como un galardón "a título póstumo", ya que, a partir de septiembre, será el corresponsal de TVE en Washington. Antena 3 logró tres estatuillas, dos por El internado y una por el telefilme 20-N: los últimos días de Franco y Cuatro, tres, por Callejeros, El hormiguero y la autopromoción de la Eurocopa 2008. La Sexta y Telecinco finalizaron con un premio cada una, cosechados por Wyoming (El intermedio) y Paco León (Aída).

Y entre premio y premio y las actuaciones de Pitingo y Mónica Molina, el apagón analógico y la llegada de la TDT en abril de 2010 tuvieron un papel destacado. Así que la información sobre "el tránsito de lo analógico a lo digital", según Manuel Campo Vidal, presidente de la Academia, vertebró la gala. Protagonizó incluso un concurso de forma que los espectadores podían votar su mejor momento televisivo y ganar una televisión de plasma con TDT.

En esta edición, la Academia también concedió el premio Reconocimiento Internacional 2008 al reportero de Guatemala Sergio Sánchez por "su compromiso social con la lacra que supone la violencia de género en ese país, en el que murieron 722 mujeres en el año pasado". El periodista trabaja en el informativo Noti 7 del Canal 7 de la Radio Televisión Guatemala.

Un emocionado discurso de Concha Velasco, a la que Ángeles González Sinde, ministra de Cultura, definió ayer como "la gran maestra del difícil arte de desear", puso punto final a una encorsetada gala que no permanecerá mucho tiempo en el recuerdo de los televidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de junio de 2009