Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gastronomía

Caviar de trufa

"La trufa no es precisamente afrodisiaca, pero en ciertas circunstancias puede hacer a la mujer más afectuosa y al hombre más amable", decía el exquisito Brillat-Savarin, autor del primer tratado de gastronomía, Fisiología del gusto, de 1825. Y es que las formas, el color o su escondite en la tierra no son precisamente los atractivos de la trufa. Pero en su sabor y en su aroma está el secreto de haberse convertido en un mito gourmet. Codiciada, exquisita y cara, aporta a los platos otra dimensión aromática. La producción española de este fruto de tierra rivaliza poderosamente con la italiana y en el mercado hay novedades que permiten jugar en el restaurante y en casa. Una de ellas es el Caviar de trufa que produce la firma Acipenser con Tuber Melanosporum procedente de Castellón. La intensidad del oro negro adquiere en este caso una sensación melosa. Envasada en latitas, se puede saborear todo el año y usar fácilmente en huevos al plato, risotto, espuma de patata, foie, salsas y tartars. Truffe Facon Caviar (a 24 euros los 50 gramos) lo distribuye en tiendas gourmets www.delicea.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 2009