Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retira la querella que presentó el lunes contra Chaves

Arenas negó durante dos horas haber llevado al vicepresidente al Supremo

El PP ha sido protagonista de una maniobra política desconcertante. Ayer se supo que el partido había presentado el pasado lunes una querella ante el Tribunal Supremo contra el vicepresidente tercero del Gobierno y presidente federal del PSOE, Manuel Chaves, por prevaricación y tráfico de influencias, a raíz de la concesión, cuando era presidente de la Junta de Andalucía, de una subvención a una empresa en la que trabaja su hija Paula. La querella estaba registrada a nombre del PP andaluz, pero éste, al conocer la noticia, lo negó tajantemente. Finalmente, la sede central del partido en Madrid envió un comunicado para anunciar su retirada.

Todo ocurrió en pocas horas. El Parlamento andaluz debatía ayer la creación de una comisión de investigación -que fue rechazada por la mayoría socialista- sobre la subvención de 10 millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), donde la hija del ex presidente andaluz, Paula Chaves Iborra, trabaja como letrada. El PP andaluz y su líder, Javier Arenas, han hecho de este asunto el principal tema político de la comunidad, y no hay sesión de la Cámara autónoma o del Congreso de los Diputados en la que no se saque el tema. Pero hasta ahora, los canales elegidos habían sido los políticos y administrativos.

El partido prepara un contencioso por vulnerar la Ley de Incompatibilidades

De hecho, apenas un par de horas antes de que saltara la noticia, fuentes del entorno de Arenas habían asegurado que prácticamente descartaban ir contra Chaves por la vía penal: primero, porque esta iniciativa tiene pocos visos de prosperar; y segundo, porque, dijeron, no hay "ningún interés en verle en los tribunales". El PP andaluz trabaja en estos momentos en la línea de un recurso contencioso-administrativo por una supuesta violación de la Ley Incompatibilidades de Altos Cargos de Andalucía por parte de Chaves.

En un primer momento, los servicios de prensa de Arenas desmintieron la noticia de la querella, para después convocar una reunión de la cúpula de la organización en Andalucía, con la promesa de una explicación. Horas más tarde, la explicación se remitió a Génova, que oficializó la marcha atrás en un comunicado sobre las ocho de la tarde, con el argumento de que "había obtenido nuevos datos" y quería ampliar la documentación.

Arenas se fue del Parlamento andaluz sin decir nada más ni aclarar si la denuncia se había interpuesto a sus espaldas.

La querella lleva la firma del procurador José Luis Recuero y del abogado Juan Ramón Montero Estévez, representantes habituales del PP ante la jurisdicción penal, informa Julio M. Lázaro. Montero actúa siempre a las órdenes de Federico Trillo, responsable de Justicia en el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 2009