Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Pedradas contra el arte

Unos vándalos destrozan obras del escultor Jesús Soler expuestas en el Retiro

Indignado. Jesús Soler no podía disimular su estado de ánimo. Bajo el sol y enganchando un cigarrillo tras otro, el escultor rumiaba su rabia en la mañana de ayer junto a la plaza del Ángel Caído del parque del Retiro. Unos vándalos destrozaron las lunas que protegen tres de las siete esculturas que expone desde el 3 de abril en el parque, incluso se llevaron varias piezas de alguna de ellas.

"Es una vergüenza. Esto sólo pasa en una sociedad enferma, que no aprecia el arte. Que no aprecia el espacio público", decía. Un grupo de personas aprovechó la madrugada para ajustar cuentas con su obra. Las apedrearon. Siete Meninas tecnológicas fabricadas con productos de reciclaje (latas, placas de ordenador y teclados). No contentos con eso, robaron varias piezas. Los guardias de seguridad del parque les pillaron in fraganti, pero no lograron detenerles.

"No entiendo qué podían ver en una obra como ésta, que sólo habla de la necesidad de reciclar y de cuidar el medio ambiente", insistía Soler, mientras decenas de personas pasaban junto a las obras, se paraban a observar y hasta las fotografiaban.

Soler no quiso ayer calcular el perjuicio ocasionado. "No es tanto el valor económico", explicó. Lo cierto es que, a sólo nueve días de dar por terminada la exposición en el Retiro, el escultor tendrá ahora que trabajar "a destajo" para que esté lista en la primera semana de julio, cuando está previsto que sus siete Meninas se trasladen al puerto de Alicante. Allí permanecerán otros dos meses para viajar luego a Sevilla.

"Es destrozar por destrozar", reflexionaba ayer el autor al acordarse del tiempo invertido en este conjunto escultórico. "Ha sido un año y medio de trabajo, con apoyo de la Universidad de Alicante", añadía. Su trabajo, que se expone en Madrid bajo el patrocinio, entre otros, del Ayuntamiento, trata de concienciar a la población sobre la necesidad de reciclar. "Para ello he utilizado a las Meninas, que son un elemento de referencia en el arte y que han tenido una interpretación diferente dependiendo de la época", resumía a mediodía de ayer con tono apesadumbrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de junio de 2009