Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:DINERO & INVERSIONES | bolsa

Punto y seguido en las subidas

El Ibex 35 rompe una racha de cuatro semanas al alza al bajar el 1,37%

La Bolsa española ha puesto fin a una racha de cuatro semanas consecutivas de ganancias al perder el Ibex 35 en esta última el 1,37%.

Las expectativas sobre la economía han marcado la pauta a los mercados de valores, en los que analistas e inversores se dejaron llevar por las dudas. En primer lugar, todavía hay muchos problemas para "reconocer" el final de la recesión en Estados Unidos, pues hay indicadores que se empeñan en seguir ofreciendo una versión negativa de la evolución de aquella economía.

Los numerosos ejercicios de optimismo realizados en las últimas semanas por muchos responsables económicos y políticos crearon un ambiente del que fácilmente se podía deducir que el final de la recesión estaba a un paso. Ahora, analistas e inversores han podido comprobar que ese final, que realmente puede estar cerca, no va a ser fácil pues habrá indicadores que muestren mejoras coexistiendo con otros que aún apunten a la baja, tal y como está sucediendo.

Los recortes que sufrieron la mayoría de los mercados eran una muestra de la desilusión de muchos inversores y, en el caso de la Bolsa española, hicieron caer al Ibex 35 el 4,44% en tan sólo tres sesiones. Este índice rebotó en el nivel de los 9.200 puntos y en el mercado quedó la duda de si había que descontar algún exceso de entusiasmo más o de si ese castigo era suficiente.

En ese punto, que parecía crucial para la evolución inmediata del mercado, llegaron los datos positivos, con la fuerte recuperación del índice de actividad de la FED de filadelfia en junio y un nuevo avance de los índices de anticipación.

La rapidez con que los inversores rehicieron sus posiciones indica que, en general, la opinión de fondo es positiva y que, salvo algún imprevisto, se espera la confirmación del final de la recesión en Estados Unidos con cierto entusiasmo.

Un problema añadido, que los analistas no se cansan de repetir, es el del inicio de la recuperación de la actividad, algo que puede llevar más tiempo debido al deterioro del mercado laboral. Si los empresarios empiezan a contratar fiándose de los índices de tendencia y de las expectativas, la recuperación comenzará pronto, aunque no se sabe a qué ritmo.

Ya en la sesión de cierre, el mercado español celebró por todo lo alto el anuncio del Banco Santander de mantener sus previsiones de beneficios para el actual ejercicio, al tiempo que rebajó sus expectativas sobre créditos morosos desde el 4,5% hasta el 3,5%. La cantidad destinada al pago de dividendos se mantendrá en el 50% de los beneficios.

Las acciones del Banco Santander subieron el 4,99% al cierre del mercado y arrastraron a un buen número de valores, con lo que el Ibex 35 logró cerrar en 9.580,90 puntos y ofrecer una ganancia acumulada anual del 4,19% tras reducirla al 0,95% en la sesión del miércoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de junio de 2009