Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de Apple recibe un transplante de hígado

Si algo gusta en Apple, es dar sorpresas. Pero la expectación estos días no está tanto en los nuevos artilugios que la firma electrónica lanzan al mercado sin cesar, sino en ver si Steve Jobs, superviviente de cáncer, volverá a ponerse a los mandos. The Wall Street Journal desveló ayer que recibió un transplante de hígado hace dos meses.

La prensa estadounidense y la blogosfera siguen hasta el último detalle en la evolución de la enfermedad de Jobs, una de las personas más influyentes en el mundo de las nuevas tecnologías. Según el diario financiero, el consejero delegado de Apple, que se tomó la baja en enero, se recupera bien y mantiene su idea de volver a trabajar a final de mes.

Tim Cook, jefe de operaciones en la compañía, es el encargado de desempeñar ahora las funciones de Jobs, al que Wall Street no parece echar de menos: los títulos de la compañía se han doblado en su ausencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de junio de 2009