Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte dice que el PP busca la alcaldía de Elche sin pasar por las urnas

El líder del PSPV afirma que a Camps "no le gustan la democracia, ni las leyes"

El auto de la Audiencia de Alicante que archiva la causa penal abierta contra el alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler, "está fundamentado y es contundente", dijo ayer el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, quien considera que, además, "pone las cosas en su sitio y deja claro que Soler no ha cometido ningún delito". Jorge Alarte quiso compartir ayer un desayuno con militantes socialistas y, de paso mostrar, una vez más su respaldo y apoyo a la trayectoria del alcalde de Elche, Alejandro Soler, uno de sus máximos valedores en la carrera hacia la dirección del socialismo valenciano, en el que dijo que siempre ha confiado.

El dirigente socialista arremetió con dureza contra el PP que, en su opinión, ha urdido una estrategia "para llegar a la alcaldía por una vía distinta de las urnas". Alarte aseguró que al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "no le gustan la democracia, ni las leyes, ni el Estado de derecho, ni los fiscales, ni los jueces".

El auto "no deja duda, es demoledor no hubo dolo y no hay delito"

Los socialistas están seguros de que el resto de denuncias serán archivadas

Tras asegurar que "Camps ha perdido", añadió que le produce sonrojo la actitud del PP, que lo que debería hacer es pedir disculpas. "Ricardo Costa ha llegado a tal nivel de ridículo y esperpento que no merece la pena ni contestarle", aseguró Alarte, en referencia a la petición del secretario general del PP, imputado por cohecho en el caso Gürtel, de que Soler "dimita por decencia y dignidad", pese a su absolución. Insistió en que Costa está desautorizado para pedir a nadie la dimisión. "Un imputado, investigado por la Audiencia Nacional, por el Tribunal Superior de Justicia, por la Policía Nacional, no tiene autoridad para decir nada y después de lo de ayer debe pedir disculpas y marcharse", manifestó el líder de los socialistas valencianos.

Alarte mostró su satisfacción por que el auto que archiva definitivamente el caso "es demoledor y no deja resquicio alguno a la duda; no hubo dolo, no hay delito".

Tanto Alarte como Soler recordaron que no cabe recurso ante este auto "y la insistencia del PP en ello" demuestra la "mala fe con la que actuaron", aseveró el alcalde de Elche, quien confía en que el otro proceso judicial abierto en otro juzgado por otras cinco facturas, firmadas por la ex concejal María Ángeles Avilés, y pagadas presuntamente de forma irregular con fondos públicos, "seguirá el mismo camino", el archivo.

Alarte cree que el PP con estas denuncias intenta "lavar sus vergüenzas" y lamentó que el presidente del Consell "haga el ridículo de mentir y degradar la vida democrática a través de sus voceros, que no tienen vergüenza de pedir disculpas".

Pese a todo, el PP insistió ayer mismo en su actitud y el vicesecretario de organización, David Serra, reiteró la petición de que Soler dimita porque "ha pagado con fondos públicos actos del PSPV de la campaña electoral". El dirigente del PP se preguntó si los socialistas piensan basar su estrategia en "no asumir su responsabilidad política si no hay condena".

Esquerra Unida instó ayer al PP y el PSPV a "dejar de dar clases de decencia política", ya que ambos partidos están "vinculados a casos de corrupción" y tildó de "indignante" escuchar cómo se dan clases de honradez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de junio de 2009