Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia archiva la querella del PP contra el alcalde de Elche

Los magistrados entienden que el pago de dos facturas fue un error

Carpetazo judicial al caso de las facturas del alcalde socialista de Elche. La sección séptima de la Audiencia Provincial de Alicante decidió ayer archivar el procedimiento abierto contra el primer edil por el pago con fondos públicos de dos facturas (de 3.000 y 2.320 euros) en un medio de comunicación local gratuito de sendos actos de partido. "No puede apreciarse delito alguno ni de prevaricación ni de malversación de caudales públicos" por parte del alcalde, Alejandro Soler, atendiendo a la "falta de dolo" a la hora de autorizar el pago de estas facturas. La sala también deniega la petición del PP de ampliar su querella inicial, con la que se abrió la investigación, con otras facturas posteriores.

"Se hace justicia, siempre hemos dicho la verdad, y ahora nos dan la razón", dijo eufórico Soler en una multitudinaria comparencia de prensa. El también número dos del PSPV en la ejecutiva de Jorge Alarte, acusó al PP de "utilizar en su interés a la justicia, la mentira y a los ciudadanos", y tildó de "grave" el papel de la portavoz del PP. La aludida, Mercedes Alonso, mostró su sorpresa por este auto y recordó que sigue en marcha otro proceso judicial por el supuesto pago irregular de facturas, pero en el que Soler no está implicado. No obstante, se alegró de que gracias a su denuncia "se ha conseguido reintegrar 11.000 euros a todos los ilicitanos". Àngels Candela, portavoz de Compromís, y socia de gobierno, dijo que han puesto en marcha mecanismos para que "esto no vuelva a pasar".

El auto, de 14 folios y difundido ayer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, exculpa a Soler del delito de prevaricación argumentando que, para que se produzca, el funcionario o la autoridad lo tiene que cometer "a sabiendas de su injusticia". Pero como Soler manifestó en su declaración que el pago de estas facturas "fue un error", el tribunal entiende que no hubo mala fe. Y matiza que no basta para la existencia de un delito "el solo apercibimiento de la comisión del mismo, sino que es precisa la clara conciencia de la ilegalidad o de la arbitrariedad que se ha cometido". El tribunal tilda de "esencial" que en una de las dos facturas se devolviera su importe al Ayuntamiento "de forma voluntaria" cuando se detectó el "error en 2007", dos años antes de las acusaciones. "De haber habido ánimo de defraudar, tal devolución carecería de sentido, no se hubiera producido", concluye.

El auto es contundente con el PP cuando afirma: "Si en la querella inicial se imputa por el Grupo Popular al Sr. Soler los delitos de prevaricación y de malversación de caudales públicos por refrendar las facturas como concejal de Hacienda, y no al alcalde que había en aquel momento cuando él era concejal, ¿por qué en las presentadas por el mismo Grupo Popular ante Fiscalía se imputa al Sr. Soler como alcalde que ya era, y no a la Sra. Avilés que era la concejal de Hacienda que había refrendado las facturas?"

El archivo definitivo de la causa abierta contra Soler provocó toda una cascada de reacciones. Los socialistas exigieron disculpas al PP por las "infamias, calumnias e insultos". Y el secretario del PP, Ricardo Costa, imputado por cohecho en el caso Gürtel, exigió la dimisión y Soler "por decencia y dignidad política", pese a a su absolución. Costa afirmó que otro juez investiga más casos de facturas del alcalde de Elche. Lo cierto es que investiga a la ex concejal de Hacienda, María Ángeles Avilés, con la que el PP quiso firmar una moción de censura contra Soler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de junio de 2009