Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramon Mateu dirigirá Catalunya Ràdio tras la destitución de Sarsanedas

Mateu forzará sinergias con TV-3 y estudia fichar a Julia Otero

La tiranía de las audiencias no distingue entre medios de comunicación privados o públicos, aunque se diga lo contrario. La última muestra la dio ayer la decisión de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) de destituir al director del Catalunya Ràdio, Oleguer Sarsanedas, que ocupaba este cargo desde 2005. El comunicado oficial no especificaba las razones. No es necesario: la pérdida del liderazgo de audiencia por primera vez en 15 años del buque insignia de las emisoras de la Generalitat en favor de RAC-1 en marzo, según el Estudio General de Medios, está en la base de la decisión.

Para sustituir al director, la CCMA ha nombrado a Ramon Mateu, hasta ahora delegado del grupo Antena 3 en Cataluña y director general de Nuevos Proyectos de Uniprex, empresa de Antena 3 que gestiona las emisoras Onda Cero y Europa FM.Sarsanedas, un histórico de la emisora, había sido ratificado por la directora general de la CCMA, Rosa Cullell, hace apenas un año. Según fuentes consultadas, no era su primera intención, pero aquél se había comprometido a sacudir la emisora y a renovar las voces, en especial la de Antoni Bassas. Pero las premuras de tiempo y las discutibles apuestas -entre ellas, la de situar a Neus Bonet al frente del vital magacín matinal- se aliaron y los cambios no surgieron efecto. O el contrario del deseado. Así, una parrilla de programación muy dispersa que sufría sangrías de audiencia por las mañanas y alguna franja de tarde, amén de una plantilla y una dirección muy hinchadas, habrían precipitado las decisiones de la CCMA. Los responsables políticos se habrían mostrado asustados también por el descenso de publicidad que habría empezado a registrar la emisora. La recuperación, por su parte, de la audiencia de TV-3 no hizo más que subrayar la situación de la radio.

Ante ese panorama y el plan del consejero de Economía, Antoni Castells, de contención del gasto en las empresas de la Generalitat, la CCMA ha apostado por poner al frente de las emisoras a un gestor, tras barajarse los nombres de Josep Cuní y de Xavier Bosch.

Mateu, de 50 años, es un periodista con una larga trayectoria y una especial habilidad para ser considerado hombre de consenso. Así, tras su paso como jefe de prensa del PSC en la etapa de Raimon Obiols, fue el nombre que CiU y PP pactaron como director de RNE en Cataluña entre 1996 y 1997, en pleno Gobierno de Aznar. Un año después, pasaba a ser subdirector de TVE-Cataluña. Antes de su último cargo como delegado de Antena 3 en Cataluña, ocupó la dirección del área de medios de Planeta, cuya gestión le granjeó la confianza de José Manuel Lara Bosch.

En medios políticos se atribuye el nombramiento de Mateu a la vertiente socialista del tripartito, que se habría opuesto a que el cargo recayera en Bosch, tal como habría propuesto ERC. Para mantener el equilibro de fuerzas, Bosch ocupará presumiblemente la jefatura de programas.

Entre las primeras medidas que Mateu tomará de cara a la próxima temporada está la de remozar el torpedeado magacín matinal. La periodista Julia Otero, con quien el nuevo director ya coincidió en Onda Cero, sería la candidata con más posibilidades. Como también hiciera ya entre esa emisora y Antena 3 TV, desearía potenciar las sinergias entre profesionales de la tele y la radio, incluidos programas de entretenimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de junio de 2009