Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una investigación más

Los cinco miembros de la Comisión Disciplinaria del Consejo del Poder Judicial decidieron ayer ordenar a sus servicios de Inspección que continúen investigando la supuesta responsabilidad en la que habría incurrido el juez Garzón por el cobro de 203.000 dólares durante la excedencia que disfrutó en Estados Unidos entre marzo de 2005 y junio de 2006.

La inspección del Consejo ya tiene estudiado este asunto -a raíz de unas diligencias que abrió en marzo de este año por mandato de la Sala de lo Penal del Supremo- y había propuesto su archivo por entender, entre otras cosas, que la supuesta irregularidad habría prescrito. Tras esa propuesta de la inspección, el Poder Judicial archivó el asunto.

No obstante, el mismo hecho ha sido analizado posteriormente por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, que, el pasado martes, ordenó al Consejo que siguiera investigándo. Eso acordó ayer la Comisión Disciplinaria, que informó de que lo hacía "en estricto cumplimiento" de esa sentencia y desoyendo el informe del instructor que recomendaba su archivo.

Ahora, ambas investigaciones, la encomendada por la Sala de lo Penal (que estaba archivada) y la instada por la vía de lo Contencioso, que reabre las pesquisas, quedan acumuladas en un único expediente. La decisión de la Sala de lo Contencioso del Supremo es el resultado de un recurso interpuesto por los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón contra el archivo que ya había decretado el Poder Judicial sobre este asunto. Sobre Garzón hay más diligencias abiertas en el seno del Poder Judicial. Los citados abogados también lo tienen denunciado por utilizar supuestamente datos incorrectos a la hora de pedir un permiso para viajar a Perú en 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de junio de 2009