Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Eto'o y el efecto dominó

La continuidad o no del camerunés condiciona el futuro del Barça, ocupado ahora en revisar y renovar los contratos de sus mejores jugadores para blindarse ante Florentino Pérez

Barcelona
Consulta el especial del Barcelona Tricampeón

La directiva del Barcelona propondrá la mejora y ampliación del contrato de su entrenador, Pep Guardiola, que finaliza en 2010, y también la de sus colaboradores, así como del director deportivo, Txiki Begiristain. La propuesta de la junta es prolongar el acuerdo con los técnicos hasta 2011. Al respecto hay que tener en cuenta que el consejo convocará elecciones entre marzo y mayo del próximo año y el actual presidente, Joan Laporta, no podrá concurrir a los comicios después de agotar su mandato. Aunque por el momento no hay consenso y se barajan diferentes alternativas -Jaume Ferrer, Joan Boix o Xavier Sala i Martín-, la actual directiva azulgrana tiene previsto presentar un candidato.

Laporta, que quiere ampliar el acuerdo con Guardiola, dice que no habrá otro 'caso Figo'

Además de la continuidad del equipo técnico -Guardiola no se ha pronunciado aún sobre la oferta, pese a que no parece muy partidario de prorrogar el acuerdo para que la nueva junta pueda operar con la máxima libertad-, la directiva ha iniciado las negociaciones para asegurarse la permanencia de Valdés, Puyol y Márquez, cuyos contratos acaban en 2010 -al capitán le ofrecen hasta 2012. La próxima temporada también expira el contrato de Eto'o, y de su renovación o salida depende buena parte de la política de fichajes y también el balance económico a presentar en la asamblea de socios el 18 de agosto.

Josep Maria Mesalles, representante de Eto'o, asegura que ninguna persona del club le ha planteado revisar la situación laboral del jugador: "Igual ni hablamos". El ariete puede optar por cumplir su contrato y quedar libre al año siguiente, mientras que al Barça le interesa el traspaso o la renovación antes de que empiece el próximo ejercicio. La actitud de Eto'o, muy distante en la celebración de los tres títulos, ha aumentado la sensación de que su futuro está más lejos que cerca del Camp Nou. El camerunés, pretendido por diversos clubes, aspira a cobrar como Messi (algo más que 10 millones de euros). "Eto'o es el mejor delantero centro del mundo", afirmó ayer Laporta a Rac1, sin garantizar la continuidad del ariete. "Hay cuestiones más sensibles que otras", manifestó cuando se le preguntó por las novedades de la plantilla. "Después de una gran temporada se necesita un nuevo impulso para que no baje la intensidad".

Guardiola ya ha anunciado que es necesario ampliar la plantilla porque el equipo afrontará más partidos la próxima temporada y tres de sus futbolistas serán convocados para la Copa África en enero: Keita, Touré Yaya y el propio Eto'o. Sylvinho encabeza una lista de bajas que afectará también inicialmente a Hleb, Gudjohnsen, Jorquera y, posiblemente, a Cáceres, que podría ser cedido. Tampoco está garantizada la continuidad de Pinto, mientras que Bojan ya ha reiterado su negativa a dejar temporalmente al club con independencia de que se fiche a uno o dos delanteros.

Así las cosas, el Barcelona podría reforzar las distintas líneas del equipo: un portero (Moyà, del Mallorca, es una de las opciones); uno o dos laterales (Filipe Luis, del Deportivo, parece bien situado); un central (el brasileño Henrique, cedido la pasada temporada al Bayer Leverkusen, es una alternativa y ha sido convocado para la pretemporada); un volante (Ribéry es la pieza más codiciada) y un goleador, posición para la que se barajan distintas variantes: desde Benzema (Lyon) hasta Ibrahimovic (Inter) pasando por Forlán y Villa. El número de atacantes a contratar dependerá sobre todo del futuro de Eto'o.

La cantera volverá a tener un papel importante. Guardiola tiene mucha confianza en Muniesa, que ya se estrenó en la Liga contra Osasuna y puede actuar tanto de central como de lateral zurdo, y Thiago Alcántara, un centrocampista exquisito, hijo de Mazinho y que ya jugó en Mallorca.

La prioridad del club, en cualquier caso, es garantizarse la continuidad de los jugadores aún con contrato en vigor, y en este sentido se ha propuesto mejorar las condiciones tanto de Iniesta como de Messi, cuyos contratos vencen en 2014. A Laporta le conviene dar la sensación de serenidad ante la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Madrid. "Quiero transmitir tranquilidad, tenemos jugadores muy comprometidos y trabajamos en la mejora de algunos contratos". Y, ante la pregunta de si podía garantizar que no se repetirá un caso Figo, el presidente del Barça respondió que no se volverá a producir. La junta entiende que la mejor manera de responder a Florentino Pérez es blindar a la plantilla y competir después en el mercado por jugadores como Ribéry con la oferta de un equipo campeón aunque con menos recursos económicos que el Madrid. Laporta reivindicó ayer de nuevo la complicidad de la Administración catalana en proyectos como el del Camp Nou para que el club pueda capitalizarse y jugar en igualdad de condiciones con su máximo rival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009