Salgado llama a las cajas a "reforzarse" y "redimensionarse"

Sólo las entidades que se reestructuren podrán acceder al nuevo fondo público

Una de las pocas evidencias en este tiempo de incertidumbre para la economía global es la de que la crisis no quedará atrás hasta que no se sanee el sistema financiero. En España, sabido es que el Banco de España ató corto a bancos y cajas para que no se enredaran en productos como las hipotecas basura, pero su crecimiento a todo gas en los últimos años al calor de la expansión del ladrillo augura, tras el frenazo de la construcción, un paisaje con menos actores, pero más fuertes. Y el Gobierno está por la labor.

"No hemos percibido situaciones de riesgo, pero a medio plazo el sistema financiero español sí deberá reforzarse", constató ayer la vicepresidenta económica y ministra de Economía, Elena Salgado, en su estreno ante el empresariado catalán reunido en Sitges (Barcelona) por el Círculo de Economía. Salgado abogó por que, en paralelo a la reestructuración del sector inmobiliario, el financiero debe "redimensionarse" ante la "sobrecapacidad" en que ha incurrido. Y ello "requiere un proceso ordenado de consolidación, posiblemente con menor número de entidades y mayor capacidad para afrontar la nueva etapa", dijo.

Alemany pide apoyo fiscal para fusiones y avisa de que la rigidez laboral alarga la crisis

El Ejecutivo ultima la negociación con distintos grupos parlamentarios sobre el nuevo fondo de recapitalización que empleará para contribuir a este proceso y que funcionará de forma "selectiva". Acceder a él estará "condicionado" a que las entidades se avengan a una "reestructuración profunda", explicó la ministra, que eludió entrar en la situación concreta del paisaje catalán. Cataluña es la comunidad con más cajas, 10, y el tanteo de fusiones ya ha empezado. El Gobierno catalán y la oposición de CiU admiten contactos al respecto.

Las preguntas de los empresarios forzaron a la ministra a admitir fallos porque el crédito no llega a las compañías, pese a que en el último mes se han duplicado las operaciones. "Algo no hemos hecho bien", dijo, en alusión a las líneas del Instituto del Crédito Oficial (ICO). Salgado también rechazó que la estructura autonómica del Estado complique el crecimiento. "Donde otros ven amenazas, vemos oportunidades", dijo, en alusión al llamamiento a mantener la unidad de mercado formulado la vigilia por el líder del PP, Mariano Rajoy.

El presidente del Círculo, Salvador Alemany, clausuró la reunión reclamando al Gobierno "coraje", "liderazgo" e "iniciativa" para acometer reformas estructurales que ayuden a la recuperación, aunque acarreen coste electoral. Alemany subrayó que la "rigidez" del mercado de trabajo español "puede frenar seriamente la recuperación". También pidió ayudas fiscales que incentiven las fusiones entre empresas, tras admitir que al sector le ha faltado "ambición para consolidarse".

Salgado conversa con Salvador Alemany (izquierda) y con el consejero Antoni Castells.
Salgado conversa con Salvador Alemany (izquierda) y con el consejero Antoni Castells.EDU BAYER

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS