Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Uno de los testigos pasó de la Generalitat a Orange Market

El periplo profesional de José María Vidal, uno de los testigos que pasó ayer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana citado por el juez José Flors, que instruye la causa abierta contra Francisco Camps, resulta sorprendente.

Vidal, periodista, fue fichado en 1991 por la consejera de Bienestar Social, Marcela Miró, para el departamento de prensa cuando Eduardo Zaplana era presidente, y siguió con ella cuando pasó a presidir las Cortes Valencianas, hasta 1999. Luego trabajó para el departamento de prensa de la Consejería de Administración Pública a las órdenes de Víctor Campos, uno de los cuatro imputados a los que investiga ahora el juez.

Campos se convirtió en vicepresidente del Consell y Vidal pasó a ser su jefe de gabinete. Campos anunció su voluntad de dejar la política semanas antes de las últimas elecciones autonómicas, celebradas en mayo de 2007. Vidal se convirtió entonces en jefe de gabinete de la Trinidad Miró, consejera de Cultura desde junio de 2007. Pero dejó el cargo antes de finales de ese año.

Después de 10 años largos al servicio de la Generalitat, Vidal volvió a la empresa privada y empezó a trabajar a las órdenes de Álvaro Pérez, El Bigotes, en Orange Market.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 2009