Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Faltan cinco días para la final de la Liga de Campeones

"Sin ambición, perdemos seguro"

Guardiola dice que el Barça lucirá su estilo ofensivo frente "al mejor equipo del mundo"

A las puertas de la final de la Champions, Josep Guardiola tiene tan claro de dónde viene como dónde va. Le esperan el Olímpico de Roma -"conozco bien ese banquillo", bromeó en referencia a su paso por el Roma de Capello-, el Manchester United -"probablemente, el mejor equipo del mundo"- y Ferguson, a quien rindió honores: "Pensará: 'Mira, otro que se va a ir antes que yo' (...). Admiro su trayectoria, los años que lleva al más alto nivel. Para mí es un honor grande jugar una final y que en el otro equipo esté él".

Ignora Guardiola qué opción tomará sir Alex para medirse con el Barcelona, porque cree que tienen donde elegir, pero avisa: "Seremos valientes y lo saben, siempre lo somos y lo vamos a seguir siendo. No contemplo otra posibilidad que no sea enseñarle al mundo nuestra idea". Asume que el Manchester es "el mejor equipo del mundo", pero desprecia cualquier excusa: "Si no ganamos será porque no hemos hecho bien las cosas. Y para ganar, tenemos que ir con presión; de lo contrario, es imposible ganar". Eso no garantiza la victoria, pero avisa: "Es mucho más posible ganar haciéndolo bien que jugando mal". Por eso, asume que prefiere perder "como un equipo valiente" antes que pasar a la historia con una victoria basada en la cobardía. Compara la situación con la visita al Bernabéu: "Decían que no pasaba nada si perdíamos. Ahora es igual. Si vamos a Roma con la sensación de que la temporada ha sido fantástica, tenemos el 110% de posibilidades de perder la final. O vamos con ambición sí o sí, o perdemos". "¿Qué hará si la gana?", le preguntó un periodista inglés. "Si gano el tercer título, me voy a casa. Se acabó mi carrera", respondió en inglés.

Guardiola, que participó como futbolista en dos finales -Wembley y Atenas-, aseguró que en este equipo "no encajaría, ellos son mejores", y asumió que la presumible formación en Roma esté compuesta por siete jugadores de la cantera, a saber: Valdés, Piqué, Puyol, Xavi, Busquets, Messi e Iniesta, cuya alineación aún no tiene clara del todo: "Dependemos del músculo, pero tengo fe", aseguró antes de reconocer que el equipo llega "muy justo" a Roma. "Poco a poco han ido cayendo, menos mal que ya se acaba", dijo.

Consulta el especial Barcelona campeón de Liga y de Copa de ELPAÍS.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 2009