Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ERIC CANTONA | Ex delantero del Manchester | Faltan cinco días para la final de la Liga de Campeones

"El Barça es un placer... ganará el United"

"Cuando las gaviotas persiguen al barco, es que alguien va a lanzar sardinas al mar". Frases antológicas como ésa y goles de otro planeta, como aquella joya que le metió al Sunderland por la escuadra, hicieron de Eric Cantona (Marsella, 1966) un futbolista aparte y un dios para los seguidores del Manchester United de los 90. La patada de kung-fu que le calzó en la cara a un hincha del Crystal Palace le mandó al exilio de nueve meses de suspensión. Aprendió a tocar la trompeta y luego volvió como un Rey, Eric The King Cantona. Se retiró con 31 años y se lanzó al mundo del cine como productor y actor. Ahora protagoniza la nueva película de Ken Loach, Looking for Eric.

Pregunta. ¿Cómo recuerda sus años en Old Trafford? ¿Siente nostalgia?

"Si eres actor o futbolista y actúas pensando en el público... malo"

Respuesta. Siempre traté de jugar allí el mejor fútbol que pude, siempre me esforcé por ser el mejor. El secreto es que jugaba para mí, no para el público. Si eres futbolista o actor de cine y actúas pensando en el público, malo. Pero tengo que decir que tuve el apoyo de mis compañeros y de alguien como Alex Ferguson, un entrenador que me dio siempre absoluta libertad. En Manchester jugué con los mejores, es el club más grande en el que estuve nunca; un equipo que jugaba al ataque y siempre pensando en la creatividad, en gustar.

P. Pues esa definición recuerda un poco al Barcelona de hoy... ¿no cree?

R. Ver al Barça es un auténtico placer para cualquier aficionado al fútbol. Es un equipo de fútbol creativo, al ataque, no especulativo; para entendernos, me recuerda lejanamente al Ajax de los años setenta, el de Cruyff, que representa para mí el ideal futbolístico. Manchester-Barça es un sueño para mí. Es la final soñada, el partido ideal. Dos equipos al ataque. El Manchester no es el Chelsea, ya sabe...

P. ¿Y quién ganará?

R. El Manchester United.

P. ¿Mantiene usted contacto con sus antiguos compañeros?

R. No, la verdad es que no. No me gusta mucho hablar por teléfono. La verdad es que, en general, no me gusta mucho estar con gente. Me gusta estar en casa con mi familia, o ir a la montaña a pasear. Bueno, a veces también me gusta ver a los amigos y divertirme, claro.

P. Se retiró con 31 años, en pleno apogeo y dejando desolados a todos en Old Trafford, ¿por qué?

R. Perdí la pasión por el fútbol. Yo siempre jugué para divertirme y cuando dejé de divertirme, me fui. Me gusta reírme de lo que en teoría nos quieren hacer ver que es demasiado serio en la vida. Veo el fútbol, el cine y la vida como un juego y trato de reírme de mí mismo, reírse de uno es un arma valiosa.

P. ¿Nunca le pidieron que escribiera un libro sobre su vida como futbolista de élite?

R. No... eh... y creo que la mejor forma de contar lo que fui como futbolista es la que han puesto en práctica Ken Loach y Paul Laverty en su película.

P. Ken Loach y Sir Alex Ferguson, ¿se parecen en algo?

R. Pues la verdad es que sí, los dos tienen la capacidad de sacar el 100% de su jugo a las personas, ya sean actores o jugadores de fútbol, y todo con mucha humanidad. También son dos personas llenas de humildad, grandes tipos antes que grandes profesionales.

P. No hay buenas películas sobre fútbol, cine/fútbol no es un matrimonio bien avenido...

R. Es que filmar una jugada nunca estará a la altura de la jugada misma, nunca podrá haber la misma intensidad, son dos dramaturgias totalmente distintas.

P. En cierto modo, ¿no cree que la dramaturgia de un partido de fútbol tiene que ver más con un concierto de rock que con una película? El rugido del público, la gloria en directo tras el gol...

R. Eso se lo tendría que preguntar a Paul Laverty, no a mí. Él es el que sabe de esas cosas. [Preguntado al respecto, el guionista habitual de Ken Loach, sentado junto a Cantona, rechaza esa tesis, porque "cuando vas a un concierto de Bruce Springsteen te sabes las canciones, pero en un partido nunca sabes lo que ocurrirá"].

P. Dejó el fútbol y se lanzó al cine, pero tampoco es que haya actuado en muchas películas...

R. Hombre, me retiré hace 12 años y en total habré salido en 15 películas, no está mal, ¿no? Al principio fue difícil, no tenía ninguna experiencia y la gente no estaba segura de que yo fuera capaz de hacer otra cosa que jugar al fútbol... pero mejoré y me demostré a mí mismo que sí lo era. Hoy podría hacer más películas, pero no lo necesito. Puedo pagar mi casa y mi comida, y ser muy honesto con las elecciones que he hecho en la vida.

P. ¿Se parecen en algo los oficios de futbolista y actor?

R. Claro que sí. Cuando era futbolista me lo tomaba como un juego de niños. Como actor, también: llego al set de rodaje como si fuera a jugar a indios y vaqueros.

Consulta el especial Barcelona campeón de Liga y de Copa de ELPAÍS.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 2009