Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo designa al director de CRTVG sin el apoyo de PSdeG y Bloque

Vázquez llegó a reunirse con el futuro directivo pero le niega su respaldo

La Xunta de Alberto Núñez Feijóo elegirá al director de la Compañía Radio Televisión de Galicia. Igual que el bipartito y los Gobiernos de Fraga. Hoy mismo, el Consello de la Xunta aprobará la propuesta de Alfonso Sánchez Izquierdo, ex director del diario La Región, como máximo responsable de los medios públicos. Ni PSdeG ni Bloque comparten la decisión. O eso al menos, fue lo que expresaron sus líderes, Manuel Vázquez y Carlos Aymerich, en la Cámara. No es que el Parlamento haya tenido un papel relevante en la designación, que no tuvo ninguno. Es que fue allí, en el hemiciclo, donde se desató la bronca después de que el secretario general del PSdeG, Manuel Vázquez, culpase a Feijóo de incumplir sus promesas y anunciase la intención de la Xunta de nombrar por su cuenta al director general de CRTVG mañana.

El BNG lamenta que ni siquiera se le escuchase antes de tomar la decisión

El presidente de la Xunta se revolvió contra esa acusación y, mirando a Vázquez le hizo partícipe de la elección: "Usted dio el visto bueno". Como el tiempo de las intervenciones estaba pautado, la discusión prosiguió en los pasillos. Primero el portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, negó que hubiera un acuerdo entre socialistas y populares sobre la dirección de la televisión y radio públicas. Admitió, no obstante, "conversaciones exploratorias" en las que se habrían barajado nombres, sin alcanzar un pacto, ya que "quedaban asuntos pendientes por zanjar". Leiceaga aludió a un "ultimatum" del PP, el pasado lunes, para dejar cerrado el nombramiento este jueves y evitó aclarar si su jefe de filas se había reunido con el candidato en cuestión.

Ese extremo lo confirmó minutos después el portavoz adjunto del PP, Pedro Puy, quien aseguró no sólo que el PSOE estaba de acuerdo con el profesional elegido sino que éste incluso se había reunido ya con Vázquez, después de hacerlo con Feijóo. Puy explicó que el nombre había salido de una propuesta de cuatro que su partido había presentado al PSOE, "por ser el grupo mayoritario de la oposición". "La lealtad fue tanta que fuimos nosotros quienes se lo comunicamos al PSOE", insistió el diputado popular.

La oferta prácticamente cerrada se trasladó luego al BNG. Su portavoz, Carlos Aymerich, no tardó en terciar en la bronca. Certificó que Sánchez Izquierdo -fue él quien anunció el nombre que populares y socialistas se resistían a pronunciar- no es una persona de consenso, sino el hombre "del PP" en la televisión pública. "A mí me lo transmitió el portavoz del PP, Manuel Ruiz Rivas, en una conversación informal y no me supo explicar qué decisión se tomaría el jueves", explicó. "Valiente consenso", se quejó, antes de tachar de "paripé" la estrategia del Ejecutivo. De paso, Aymerich aprovechó para citar al resto de profesionales propuestos por el equipo de Feijóo: Arturo Maneiro, ex director de la Radio Galega y miembro reconocido del Opus Dei, Anxo Quintanilla, director general de TVG durante la última etapa de Fraga, y Bieito Rubido, ex director de La Voz de Galicia y en la actualidad directivo del grupo Vocento, editor de Abc.

El primer trámite para la designación de Sánchez Izquierdo lo adoptará esta misma mañana el Consello de la Xunta al aprobar su propuesta. Después tendrá que pronunciarse el Parlamento para cumplir con lo que exige la Ley de Transparencia. Finalmente, será el Gobierno de Feijóo el que ratifique su designación la próxima semana. El calendario es importante en vísperas de las elecciones europeas. La intención de la nueva Xunta es que sea un nuevo equipo el que dirija la información de campaña.

Como sucedió en todos los Gobiernos anteriores, los medios públicos volverán a depender entonces de un profesional elegido por el propio Ejecutivo. Durante sus tres años y medio de oposición, Alberto Núñez Feijóo, repitió hasta el infinito su promesa de consensuar con el resto de los grupos la dirección de los medios públicos. Era su medida estrella para "regenerar la política gallega". Los populares culpan a Vázquez de traicionar su confianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de mayo de 2009