Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Compre un barco el 30% más barato!

La recesión merma la venta de yates y obliga a crear una feria de ocasión

Las rebajas han llegado al mundo de la náutica. La crisis ha afectado duramente al sector, que ha visto cómo en el primer trimestre de 2009 sus ventas caían el 40% respecto al mismo periodo del año pasado. Para mantener a flote su mercado, la Asociación de Industrias, Comercio y Servicios Náuticos (Adin) organiza la I Feria Náutica de Ocasión de Cataluña, que se celebra desde ayer y hasta el domingo en Port Ginesta, en Castelldefels.

"En el sector pensamos que si no hacemos nada para solucionar la crisis, no se va a ningún sitio, y debemos ajustarnos y hacer buenas propuestas para que la gente que tiene dinero en el bolsillo lo gaste", explica Narcís Cadavid, presidente de Adin. La primera exhibición náutica de ocasión expone un centenar de embarcaciones de todo tipo, desde pequeñas lanchas neumáticas de dos metros hasta un yate de 20, pasando por motos acuáticas y barcos de vela.

Primera y segunda mano

Entre los 48 expositores que se reúnen en esta primera edición -la organización quiere repetir el año que viene- hay también puntos de venda de accesorios, seguros para navíos y editoriales especializadas.

En la exposición se pueden encontrar barcos rebajados entre el 20% y el 30%. Los precios se han ajustado: unas son naves de segunda mano, otras embarcaciones son nuevas, pero no se han vendido antes de que se inicie la temporada y también hay barcos que se han utilizado para exposiciones y que ahora están a disposición de todos los clientes.

"Una lancha neumática de tres metros se vende por 1.900 euros, cuando el año pasado valía 2.500", ejemplifica Cadavid, que justifica las rebajas: "Cuando una empresa no puede vender su embarcación se está más abierto a bajar el precio".

Esta feria recoge el testigo de la que la misma asociación dejó de celebrar hace siete años. A raíz de la crisis económica, Adin ha decidido recuperar el antiguo formato para hacerlo más accesible al público. El sector náutico catalán genera un negocio de 2.000 millones de euros al año y da trabajo a unas 8.000 personas.

Ayer, primer día de exposición, el público fue escaso. Pasaron por el salón de Castelldefels unos 300 visitantes, aunque ya se cerraron las primeras ventas de embarcaciones. La feria espera recibir unas 15.000 personas durante el fin de semana, siempre que el tiempo acompañe. Los visitantes podrán ver todas las embarcaciones: 40 están en el agua, colocadas en forma de U, al lado de la explanada donde se ubican los expositores, donde hay 60 naves más sobre tierra.

Para entretener a las visitas, la organización ha preparado varios espectáculos, como un simulacro de rescate en el agua, carreras de motos acuáticas y regatas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de mayo de 2009