El teatro de pequeño formato recorre San Sebastián

Un año más, y ya van 18, el Ayuntamiento de San Sebastián saca el teatro de los escenarios clásicos y lo traslada a distintos bares y a algún que otro centro de ocio de los barrios donostiarras dentro de la cita Teatro de Bolsillo. En esta edición, que se desarrollará entre hoy mismo y el próximo 24 de mayo, un total de 14 compañías o artistas individuales representarán otras tantas obras de pequeño formato en 25 funciones. "Se trata de sacar el teatro de los espacios clásicos y acercarlo a un público que no está muy acostumbrado a acudir a los espectáculos teatrales. Y, a la vez, supone una oportunidad para las compañías y actores", explicó ayer el aún delegado de Cultura, Ramón Etxezarreta.

Las propuestas que viajarán por la ciudad son variadas, desde el ilusionismo psicológico de Jon Zabal hasta las ácidas críticas de Juja Teatre; desde el cabaret políticamente incorrecto de Mirande hasta el recorrido por la historia del tango de Asier y Amelia; desde la fiesta de magia de Iñigo hasta el loco humor de Pepín Tre.

Donostia Kultura espera la asistencia de unas 2.000 personas, en línea con los datos de años anteriores. Entre ellos se registran dos tipos de público: "El circunstancial", el que se encuentra la obra de teatro cuando va a un bar, y "los seguidores" de esta fórmula de teatro de bolsillo. "Cada día nos cuesta más sorprender, pero lo intentamos", comentó el responsable de teatro de Donostia Kultura, Norka Chiapuso. "Son espectáculos pequeños en sitios pequeños, pero mantienen la esencia del hecho teatral: alguien que tiene algo que contar a alguien que quiere escuchar; y ahí surge la magia", añadió.

Todos los espectáculos son gratuitos, pero en el caso de las funciones de la Sala Club del Teatro Victoria Eugenia es preciso hacerse con una entrada en sus taquillas el mismo día de la función por cuestiones de aforo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS