Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Dom DeLuise, un cómico querido en todo EE UU

Formó un trío de humor con Burt Reynolds y Mel Brooks

Para Europa, Dom DeLuise era un cómico más de la inmensa cantera anglosajona. Para Estados Unidos, el fallecimiento, el lunes 4 de mayo por la tarde, de DeLuise en un hospital en Santa Mónica, a los 75 años, tras luchar desde hace años contra un cáncer y rodeado por su familia, ha sido un drama nacional. Burt Reynolds, uno de sus mejores amigos junto a Mel Brooks, apenas pudo el martes declarar: "Dom siempre me hacía sentir mejor cuando estaba cerca. Nunca le oí ni una palabra desagradable sobre nadie. Le voy a echar muchísimo de menos". Reynolds, también de 75 años, es el único superviviente del trío, tras superar en 2008 un cáncer de próstata.

DeLuise sacó gran partido de su tamaño, aunque en una de sus habituales bromas dijera: "En realidad soy una persona delgada y seria, y cuando actúo me convierto en gordo y gracioso... Sí, pero sólo en las películas". De familia italoamericana, Dominick DeLuise nació en 1933 en Brooklyn, el barrio neoyorquino que en homenaje le nombraría su rey en 1984. Tras su paso por la Universidad, comenzó a actuar en la televisión a mitad de los cincuenta en programas como el show de Dean Martin -entonces las grandes cadenas emitían desde la Gran Manza-na- y a hacerse un nombre antes de pasar al teatro en Broadway y al cine. Aunque su primer papel fue como bolígrafo en una obra en el colegio: "Ha sido el papel más complicado que he hecho; tuve que estar callado y quieto toda la actuación".

En la gran pantalla, su nombre quedará siempre asociado a Reynolds y a Brooks. Con el cómico y director lució chistes en filmes como El misterio de las doce sillas, La última locura, fue la voz de Pizza the Hutt en La loca historia de las galaxias, e imitó a Vito Corleone como el don Giovanni de Las locas locas aventuras de Robin Hood. No fue la única ocasión que se burló del epítome de los mafiosos italianos: en Los locos de Cannonball 2 encarnaba a don Canelonni. Allí actuaba junto a Burt Reynolds, al igual que en la primera parte, en Vuelven los caraduras o en La casa más divertida de Texas, entre varias de sus colaboraciones. Además, actuó en El silencio de los borregos, Terrorífica luna de miel (dirigido por Gene Wilder), Un millón en un cadáver, Punto límite o en Joh-nny peligroso.

Dirigió un solo filme, Materia caliente, en 1979, y cuando decayó su carrera cinematográfica, dio rienda suelta a su talento culinario, con programas y libros de recetas, y publicó siete libros para niños.

Entre sus premios, destacan su candidatura en 1974 a un Globo de Oro como mejor actor cómico en televisión por el programa Lotsa luck y otra selección para un Emmy de programas matinales en 1999 por All dogs go to heaven: the series. Sus tres hijos (Peter, Michael y David) han seguido los pasos de su padre y se dedican a la actuación.

Dom DeLuise, en Hollywood en 1985.
Dom DeLuise, en Hollywood en 1985.AP

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS