Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSC, ERC y CiU pactan extender los conciertos escolares al bachillerato

ICV-EUiA se desmarca del acuerdo y el PP lo respalda

PSC, ERC y CiU han pactado una medida de gran calado: que los centros privados también puedan tener el concierto con la Generalitat (ser subvencionados con fondos públicos) en el bachillerato y la Formación Profesional (FP). Así lo confirmaron los tres grupos involucrados en el acuerdo. El pacto llega en la recta final del debate en el Parlament de la ley de Educación.

El cambio significa que el bachillerato y la FP también podrán ser gratuitos en los centros concertados. Tanto el bachillerato como la FP están ahora excluidos del concierto porque esta opción se limita a la enseñanza obligatoria. Con una excepción: un reducido grupo de centros que se transformaron de FP en bachillerato hace una década y se les dio opción al concierto.

La ley de Educación permitirá declarar gratuitas enseñanzas no obligatorias

PSC: "La medida es necesaria para avanzar hacia una sola red escolar"

La extensión del acuerdo más allá de la enseñanza obligatoria se ha producido por iniciativa de CiU. Este grupo había planteado una enmienda a la ley que daba opción a los colegios privados a concertar el bachillerato y la FP en un plazo no mayor a cinco años desde que se apruebe la norma. Esta enmienda ha decaído y se ha llegado a un principio de acuerdo en comisión parlamentaria entre el PSC, ERC y CiU para abrir la puerta al concierto en el bachillerato y la FP "en función de las necesidades de escolarización derivadas de la programación educativa".

Aunque en los documentos de la Comisión de Educación del Parlament figura que hay un acuerdo también con ICV-EUiA, este grupo asegura que se ha desmarcado de este punto, como hizo con la posibilidad de que los 18 centros concertados en Cataluña que segregan alumnos por género puedan seguir haciéndolo y cobrando el concierto tras aprobarse la ley. Aún así, en ICV-EUiA no se contempla tumbar un acuerdo a cuatro bandas sobre la ley, sino que, llegado el momento, los ecosocialistas barajan abstenerse o votar en contra de los puntos de discordia.

El PSC defiende así el acuerdo: "Si queremos avanzar hacia una sola red de centros públicos y concertados, no tiene sentido que éstos no tengan el concierto en todas las etapas". "El concierto quedará ligado a que los centros que lo pidan cumplan necesidades de escolarización", recalcan las fuentes socialistas. CiU lo defiende así: "Si queremos lograr la meta europea de que el 85% de nuestros jóvenes acaben estudios de bachillerato o FP, hay que utilizar toda la oferta de centros. Las familias que optan por la concertada tienen derecho a que se concierten todas las etapas en sus centros".

ERC dice que concertar el bachillerato no reducirá los fondos de los centros públicos. Recuerda que han impulsado una enmienda, ya aceptada, para que el gasto en educación se eleve hasta el 6% del producto interior bruto en seis años, desde el 4% actual, y con ese incremento pueden producirse más conciertos.

Tampoco se opone el PP, que está negociando para ver si se aprueban algunas de sus enmiendas a la ley. Aún así los populares no descartan desmarcarse del acuerdo global, por su discrepancia radical sobre el capítulo lingüístico de la ley.

La Constitución (artículo 27) y la Ley Orgánica de Educación (artículo 3) dicen que se podrán concertar enseñanzas con centros privados en los niveles de educación básica: desde la primaria, a los seis años, hasta el final de la secundaria, a los 16. Pero hace años que se concierta la etapa infantil.

Para dar seguridad jurídica a concertar el bachillerato, la FP y la etapa infantil, hay acuerdo para que la ley de Educación catalana declare primero "gratuitos el segundo ciclo de educación infantil en centros públicos y concertados", según el artículo 40 del texto. Con el colofón de que "también lo son [gratuitas] aquellas enseñanzas que se declaren como tales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009