Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 70% de las empleadas del hogar no tiene seguro

Sólo 18.491 trabajadoras están afiliadas y cobran de 4 a 10 euros la hora

Trabajan limpiando, cocinando, y cuidando niños y personas mayores. En Galicia hay casi 50.000 trabajadoras del hogar, pero sólo 18.491 tienen seguridad social. Sus condiciones laborales exigen ser reguladas, pero ni siquiera el hecho de que exista una coordinadora estatal ha conseguido ningún avance en los últimos años. No tienen prestación de desempleo, contrato, horario cerrado, seguridad social, inspecciones de trabajo ni reconocimiento de las enfermedades que afectan al sector.

Su profesión es una de las más denostadas y menos reconocidas. No se sabe cuántas trabajadoras son empleadas de hogar, pero se calcula que en España 700.000 familias tienen ayuda extra en casa. Esta economía, regulada en menos del 30% de los casos, es una de las más sumergidas. La gran mayoría trabaja sin contrato, y cuando lo tienen, han de correr con parte del gasto de seguridad social. Se trata de 125 euros que paga la familia en el caso de que sólo trabajen en una casa. Pero pocas atienden sólo una casa. Ganan no más de 10 euros la hora, y muchas sólo 5 euros; y trabajan una media de 20 horas semanales. Para ayudarles a alzar la voz existen colectivos y asociaciones como la gallega Xiara, que trabaja por concienciar a las trabajadoras domésticas de que han de luchar "por cambiar, han de ver que su trabajo no está valorado, pero que tienen que sentirse apoyadas".

El pasado año, Xiara se unió a la coordinadora estatal para llevar ante el Congreso de los Diputados una propuesta para regular el salario por horas de este sector. No salió adelante. Aunque el trabajo sea por horas y se cobre por tarea realizada, estas mujeres no se rigen por el régimen de autónomos. "Ojalá, el nuestro es más precario aún", se quejan en Xiara, "no hay ni tarifas reguladas". En el Primero de Mayo estas mujeres tomarán las calles de Santiago para explicar sus derechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 2009