Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del PSOE de Sevilla acaba con la renuncia de Carrillo

El antiguo vicealcalde de Monteseirín renuncia a su acta de concejal

El PSOE andaluz y sevillano dieron ayer por cerrado el largo capítulo de discrepancias internas en el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Sevilla con la marcha definitiva del hasta ahora concejal de Recursos Humanos, Emilio Carrillo.

Tras más de una década de dedicación municipal -en la que incluso fue vicealcalde y mano derecha del regidor-, este edil deja el Consistorio hispalense después de los recientes desaires en dos asuntos de su competencia por parte del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. El edil será sustituido por Eva María Contreras al frente de Recusos Humanos.

Se marcha dejando al Gobierno local, del PSOE e IU, una auténtica bomba de relojería a punto de estallar. Los sindicatos con representación entre los trabajadores municipales convocarán la próxima semana un calendario de movilizaciones de protesta si el alcalde no "respeta" el convenio pactado con el ex responsable de Recursos Humanos.

En un comunicado de prensa, el PSOE sevillano informó de que el secretario general, José Antonio Viera, y Carrillo decidieron "de mutuo acuerdo" que éste deje su acta de concejal como la "mejor decisión para la gobernabilidad del Ayuntamiento".

Esta dimisión "irrevocable" se ha precipitado después de que el alcalde desautorizara a Carrillo al avalar, en contra de su opinión, la seguridad de un inmueble municipal, y después de que rechazase el convenio colectivo pactado con los sindicatos.

Carrillo -quien pertenece a la dirección regional socialista- estaba cada vez más solo tras la paz interna que firmaron semanas atrás Sánchez Monteseirín y Viera ante la creciente pérdida de apoyo ciudadano que el PSOE registraba en las encuestas encargadas por la dirección socialista. "Los últimos meses no han sido fáciles en una delegación que me fue impuesta y no era querida por mí", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de abril de 2009