Denuncian despidos en Alecrín y el cierre del grupo

La asociación feminista Alecrín podría cerrar el próximo jueves por la situación de crisis que atraviesa y despedir a todas sus trabajadoras, a las que además podría no pagar indemnización alguna por falta de liquidez. Así consta en la carta de despido de una ex trabajadora fechada el pasado día 20. La presidenta de la asociación, Ana Míguez, lo niega. La nota que explica que desde marzo muchas trabajadoras no cobran lo deja, sin embargo, claro: "Soportamos desde enero y hasta este mes una carga de gastos que conlleva el mantenimiento de los servicios, salarios, alquileres (...) por lo que todos los servicios cerrarán a partir del 30/04/09".

El martes la unidad móvil de Alecrín, que sale semanalmente a dar asistencia a prostitutas, no pudo trabajar. Míguez explicó la mañana del martes a EL PAÍS: "No tenemos preservativos, no tenemos dinero, no podemos salir". Aseguró que "el cambio de Gobierno" ha provocado que se queden sin presupuesto. Ex trabajadoras de la asociación aseguran, no obstante, que ésta lleva años sufriendo distintas crisis.

Míguez niega los despidos y la autenticidad de la carta: "Éste será el caso de alguna chica en concreto, en todos los sitios hay despidos a veces". Asimismo, en reiteradas ocasiones, se ha negado a adelantar nada sobre la situación de Alecrín. Insiste en que las denuncias son falsas y promete que el martes la asociación al completo hará un "importante anuncio".

Alecrín recibe subvenciones de la Xunta y de varias concejalías del Ayuntamiento de Vigo, que dirige el bipartito PSOE-BNG y que aprobará en mayo las subvenciones de 2009, a las que las feministas esperan acceder como en los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de abril de 2009.