ETA planeaba un atentado en plena investidura de López en Vitoria

La banda pretendía hacer estallar una furgoneta bomba

Sólo faltaba elegir el día concreto, la hora precisa y el lugar donde más daño podría hacer, pero ETA ya tenía preparado el atentado con el que pretendía reventar la investidura de Patxi López como lehendakari: una furgoneta bomba que planeaba hacer estallar en Vitoria, posiblemente entre los días 4 y 5 de mayo (las fechas previstas para la investidura) y muy probablemente en las inmediaciones del Parlamento vasco. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, detalló ayer en Londres, donde se entrevistó con su homóloga británica, esta parte del plan que había diseñado Jurdan Martitegi, el jefe de los comandos de ETA detenido el sábado en las proximidades de Perpiñán. Martitegi fue atrapado cuando ya se estaba entrenando el comando designado para el atentado.

Rubalcaba explicó que, tras un primer análisis de la documentación intervenida en la operación del pasado sábado (ocho etarras detenidos), "se deduce que la pretensión que tenía Martitegi era entregar un vehículo, en este caso una furgoneta y probablemente con explosivos, al comando a finales de mes". El golpe policial ha desbaratado el plan, pero el ministro insistió en que ETA siempre ha tenido "la nefasta manía" de hacerse presente en los grandes momentos políticos del país.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS