Denunciado un grupo ultra que se manifestó en Vallecas

Agencias

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, y el grupo municipal de Izquierda Unida de Madrid han denunciado ante la Fiscalía de Madrid las actuaciones "xenófobas, neonazis, ilegales y racistas" en la manifestación ultraderechista del pasado 28 de marzo en Vallecas.

La denuncia se acompaña de material gráfico y sonoro para probar que los convocantes -el grupo ultra Movimiento Patriota Socialista- incurrieron en ilegalidades. Entre ellas, incluyen una fotografía en la que uno de los manifestantes portaba un casco de la policía, lo que es "ilícito", según los denunciantes. Asimismo, aseguran que los organizadores incumplieron las condiciones de la Delegación del Gobierno para permitir la manifestación.

Esteban Ibarra y el portavoz de Izquierda Unida, Ángel Pérez, precisan en la denuncia que mientras duró el acto miembros del grupo ultraderechista profirieron expresiones xenófobas y racistas y exhibieron banderas y símbolos de tipo neonazi en sus ropas.

Un portavoz de la Delegación explicó ayer que han denegado al grupo fascista dos nuevas manifestaciones para el 1 y el 2 de mayo "por los antecedentes". La primera en Madrid, con un recorrido entre la Plaza de España y Moncloa; la segunda concentración estaba prevista en Coslada. El portavoz de la Delegación de Gobierno también recordó que la asociación ultraderechista tiene un expediente sancionador abierto por salirse del recorrido previsto en la manifestación celebrada en Vallecas el pasado 28 de marzo. Este organismo ha solicitado una sanción de 6.000 euros para el Movimiento Patriota Socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de abril de 2009.