Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tribunal valenciano acepta el auto de Garzón sobre Camps

El juez ponente propondrá asumir la investigación al presidente autonómico

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana da por bueno el auto del juez Baltasar Garzón por el que le fue remitida la parte de la investigación del caso Gürtel que implica a dos aforados valencianos: el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa. Con esa premisa, el ponente de la Sala de Lo Civil y Penal, José Flors, propondrá en breve a la Sala la competencia en la investigación de los hechos: supuestos delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsificación.

Para Flors, según fuentes próximas, los indicios recogidos en el auto de Garzón remitido el pasado 5 de marzo son válidos para aceptar la competencia. Y, en todo caso, sería más adelante, en función de la evolución de las investigaciones, cuando se plantearan una remisión al Tribunal Supremo, no en este momento.

El magistrado José Flors cree que no es el momento de acudir al Supremo

Flors y el resto de magistrados que componen la sala del TSJ valenciano se reunieron el jueves de manera informal. Fue un encuentro de intercambio de primeras impresiones sobre el trabajo realizado por el ponente. Flors trasladó el resultado de su estudio de la causa remitida por Garzón. La aproximación de Flors a la causa ha sido hasta ahora únicamente para decidir sobre la competencia. Flors considera que debe ser, en efecto, el TSJ valenciano el competente para hacerse cargo de la causa que implica a Camps y a Costa, además de a Víctor Campos, ex vicepresidente del Consell, y a Rafael Betoret, ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo.

En su decisión han sido varios los aspectos que ha tenido en cuenta: el origen de la investigación y la relación de imputados en el conjunto de la causa, repartida con el Tribunal Superior de Madrid (TSJM). El tribunal de Madrid asumió ya hace dos semanas el tronco del caso Gürtel, en el que hay tres aforados de la Comunidad de Madrid: Alfonso López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco. Se les relaciona con la presunta trama de corrupción, que supuestamente consiguió adjudicaciones de las administraciones públicas a cambio de prebendas. Esa trama está liderada por Alfonso Correa y su hombre en Valencia era Álvaro Pérez, El Bigotes.

Tras la reunión informal de la Sala de Lo Civil y Penal de Valencia, que preside Juan Luis de la Rúa, el pasado jueves, quedaron claras la propuesta de Flors y también la intención del resto de magistrados de respaldar dicha propuesta así como la ausencia de votos particulares en la deliberación. Por tanto, se espera para la próxima semana un auto que asuma la competencia del TSJ de Valencia sobre parte de la investigación que inició el juez Garzón.

El senador Luis Bárcenas, también tesorero del PP, y Gerardo Galeote, eurodiputado del PP, son dos nombres claves en el destino final de la causa. La Fiscalía Anticorrupción, en contra del criterio del juez Garzón, se pronunció recientemente sobre los escasos indicios que existían contra ambos para que la causa recayera en el Supremo. Sin embargo, tal como indicó Flors en la reunión del pasado jueves con el resto de magistrados de la Sala Civil y Penal valenciana, será la evolución de la investigación sobre ellos uno de los elementos que en su caso puedan modificar el destino de la investigación, que de momento defiende que se quede en el tribunal valenciano.

El portavoz del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, no quiso pronunciarse ayer ni sobre las novedades del TSJ ni sobre la posible personación del Gobierno en el caso Gürtel. Sólo dijo esperar que el caso se resuelva "lo antes posible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009