Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los implicados coordina una mesa en unas jornadas del PP

Gerardo Galeote ha sido acusado por Baltasar Garzón, en un detalladísimo auto, de haber recibido más de 600.000 euros de la red de Francisco Correa como soborno, incluidos dos coches de lujo regalados. Con implicaciones similares, compañeros suyos de Madrid han dimitido de sus cargos -alcaldes, consejeros y portavoces parlamentarios- "para defenderse mejor y no dañar al partido" en palabras de Mariano Rajoy.

Galeote, uno de los más conocidos eurodiputados del PP, histórico de la casa y aún portavoz del grupo parlamentario en Estrasburgo, que tiene además a su padre y a un hermano imputados, no sólo no ha dimitido, sino que ni siquiera está aún descartado que repita en las listas de las europeas, aunque la mayoría de los dirigentes consultados lo ven poco probable.

De momento, lejos de pedirle que dimita, Rajoy ha decidido encumbrarlo internamente como coordinador de una mesa de trabajo en la reunión interparlamentaria, una cita anual de diputados y senadores, que se celebra hoy y mañana en Sevilla. Galeote hará un discurso -aunque sin cámaras que lo graben- sobre "La Unión Europea y el futuro de la Política Agraria Común" y coordinará esa mesa. Otro de los implicados, Ricardo Costa, acusado por Garzón de haber recibido sobornos en forma de trajes regalados por la trama, también estará en una mesa, aunque como ponente, en este caso en la económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 2009