Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis económica llega a Hollywood

Sharon Stone y Leonardo DiCaprio ponen a la venta sus casas

Sharon Stone no puede mantener su mansión de Los Ángeles, una casa de estilo mediterráneo. La puso a la venta en septiembre de 2006, pero por culpa de la crisis no encuentra comprador. Al final ha tenido que alquilarla por 18.000 euros al mes.

En parecida situación está Leonardo DiCaprio. El actor quiere desprenderse de su gran casa de Malibú, que le costó 3,2 millones de euros, y se ha ido a vivir a la de su novia, la modelo Bar Refaeli. Pedía 4,5 millones pero a pesar de que ha rebajado el precio a 3,8 millones no encuentra comprador.

Más suerte ha tenido Nicolas Cage, que ha logrado deshacerse del castillo que tenía en Baviera, y que compró hace dos años. La idea inicial del intérprete era transformarlo en su residencia permanente. La construcción tiene 28 habitaciones y ha sido vendida por dos millones de euros. Cage tiene otro castillo en Bath, Reino Unido, que de momento conserva.

El rapero P. Diddy también intenta ahorrar en tiempos de crisis. Se compró un avión privado para sus viajes, que ahora no puede mantener. "Si vuelo en mi avión me gasto entre 150.000 y 200.000 euros en un solo viaje. Para eso voy en American Airlines", ha explicado. El avión lleva a la venta varios meses.

Quien parece dar la espalda a la crisis es la cantante Mariah Carey, que acaba de adquirir una residencia en Beverly Hills por 120 millones de euros. Tiene 12 dormitorios y 15 cuartos de baño, paredes de mármol, sala de proyecciones con capacidad para 50 personas, 10 habitaciones para el servicio, un spa, piscina al aire libre y cubierta, además de pistas de tenis. Pero de sus instalaciones destaca sobre todo un jardín de más de 3.000 metros cuadrados. La casa se llama La Fleur de Lys, ya que está inspirada en el palacio de Vaux-le-Vicomte de París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 2009