Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consolas

Videojuegos que huyen de la tienda

Los canales de venta directa se han convertido en el nuevo objetivo del sector

La venta directa a través de la Red, sin intermediarios, se ha convertido en uno de los objetivos de las productoras de videojuegos. Nintendo acaba de lanzar el canal Dsiware para su renovada consola portátil, con la que espera emular la buena marcha de Wiiware. Pequeñas empresas de todo el mundo han respondido con la creación de juegos originales que se pondrán a la venta con precios en torno a una cuarta parte de lo que cuestan los títulos vendidos en tiendas. La mejor prueba de cuánto quiere potenciar este tipo de ventas la empresa japonesa está en que en DSiware se encontrarán partes de su juego más popular para DS, Brain training. En él se incluirán pequeñas adaptaciones para la DSi, como la captación del rostro con sus nuevas cámaras para integrarlo en el juego.

Con estos servicios de descarga no hay gastos de promoción ni intermediarios

Pero quienes más apuestan por este medio son las pequeñas empresas. "Para nosotros, este tipo de venta es casi la única opción", explica Roberto Álvarez de Lara, de Over the Top Games, creada por cuatro amigos -dos programadores y dos artistas- en Vallecas. Su juego para Wii, Icarian, es una propuesta de plataformas que destaca por una singular iconografía basada en la mitología griega, que recuerda los paisajes desolados del pintor De Chirico. Dioses y criaturas fantásticas se cruzan en el camino de Nyx, la criatura alada protagonista.

La inversión necesaria para lanzar un juego -desde la impresión de los DVD hasta la promoción- desaparece al escoger este tipo de venta. El pago que realizan los jugadores se reparte directamente entre Nintendo y los creadores.

Para Icarian, que se pondrá a la venta el mes que viene, la mayor dificultad en la programación estuvo en la capacidad del wiimote (el mando de la Wii) de captar gestos. La limitación de tamaño para no complicar la descarga -40 megas- no supuso, según Álvarez, problema alguno: "El juego tiene 15 niveles de progresiva dificultad. Un jugador medio tarda cinco horas en completarlo".

Hay otra propuesta española entre las más destacadas. Se trata del juego Spaceball Revolution, de la veterana Virtual Toys, fundada en 1995, que cuenta con un amplio catálogo en su historial y juegos tan conocidos como la serie Imagina... para DS. Spaceball Revolution es un juego bastante sencillo, un puzzle con una estética inspirada en la película de los ochenta Tron, que quizá no atraería ventas a un precio estándar. "La venta directa nos permite colocar rápidamente un producto en el mercado, controlando todo el proceso de comercialización, lo que facilita dar salida a ideas arriesgadas como ésta. Tenemos tres proyectos más para Wiiware en marcha", explica Graeme Williams, productor de Spaceball Revolution.

Otra empresa con amplio currículo que apuesta por esta venta directa es la francesa Gameloft, una de las principales productoras mundiales de juegos para móviles, que pretende copiar ese modelo de venta en la Nintendo DSi. De hecho, dos de sus lanzamientos, Real Football 2009 -con el jugador del Arsenal Cesc Fábregas como imagen- y Pop Superstar ya existen para móviles, aunque para ellos tienen un mega de peso, y para la consola de Nintendo, 16, lo que obviamente redunda en su jugabilidad.

Entre el resto de las propuestas hay de todo: desde juegos que posiblemente podrían tener una carrera comercial (como el citado Icarian) hasta propuestas decididamente singulares que sólo pueden encontrar público por un canal alternativo. Entre ellas, Bonsai Barber, un juego que consiste en cortarle el pelo a una serie de verduras usando el wiimote como tijeras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de abril de 2009