Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El contraataque de Darío Urzay

El artista regresa al fútbol con el diseño del uniforme del centenario del Arenas

"¿Os vais a atrever? ¿Sabéis en qué líos os vais a meter como destapéis la caja de los truenos?" Más que la polémica en sí, inherente a todo proceso creativo, consustancial a todo producto artístico, lo que marcó a Darío Urzay (Bilbao, 1958) fue el disgusto, formidable por insospechado, que se llevó cuando Fernando Lamikiz, entonces presidente, anunció que el Athletic no jugaría la Copa de la UEFA con la elástica concebida para tal fin por el artista. Fue la cacareada camiseta kétchup, retirada hoy de las tiendas oficiales y sólo disponible en las casas de subastas que operan en Internet. "Aquéllo me afectó bastante, la verdad, sobre todo porque coincidió con la muerte de mi padre", concedía ayer el creador. Es la persistencia de aquel sinsabor lo que explica que Urzay exhibiese su vena más irónica cuando Iñaki Zuazo, presidente del Arenas de Getxo, le invitó, hace un año, a diseñar la camiseta del centenario (1909-2009) de un histórico del fútbol español, campeón de Copa en 1919.

La 'camiseta kétchup' perseguía el impacto visual; ésta, la reflexión

Las elásticas, 120, costarán 55 euros; su predecesora se cotiza hoy a 800

"La idea de regresar al territorio del fútbol no me entusiasmaba, pero Zuazo es un tipo muy persistente", reconoce el artista. Tanto que al final aceptó el encargo.

- ¿Le mueve el afán de revancha? ¿Sacarse la espina clavada?

- En absoluto. Poco después de todo aquello tuve la oportunidad de diseñar la camiseta de otro club de fútbol, el Mirandés, y decliné la invitación, lo que demuestra que no me mueven ni la venganza ni el resarcimiento. Ha sido pura contingencia.

Más que presentar, Urzay desveló ayer ante una nutrida audiencia (el poder de convocatoria puso de relieve cierta vena morbosa del asunto) las tres equipaciones (dos para jugadores de campo y otra para porteros) que vestirá el Arenas este curso y el próximo. Si al concebir la camiseta del Athletic lo que perseguía era el impacto visual, su inspiración es ahora intelectual. "Tenía que ser una camiseta textual, basada en el poder de las palabras. Para un club que festeja su centenario, debía inducir a la reflexión", explica Urzay, quien comenzó a trabajar a partir de la letra del himno.

La primera equipación, roja y negra, de reminiscencias orientales, reproduce sobre las iniciales del club, AC, una sopa de letras que envuelve el escudo y en el que convergen los nombres de los clubes, entre ellos el Arenas, que fundaron la Liga española en 1928. "Un equipo de fútbol no tendría sentido por sí solo. Su identidad sólo se da por contraste. Sin cruce con el otro no habría fútbol. Por eso hemos cruzado las palabras", justifica el creador.

La intersección de los nombres no es aleatoria, sino intencionadamente caprichosa: va formando palabras como ético, ona ("bueno" en euskera), any ("año" en catalán), sport ("deporte" en inglés),... "Son nombres abiertos. Dejan casillas vacías porque ésta es una camiseta inacabada, abierta. Que sea el público el que acabe las palabras", invita el artista. En ese juego de sintaxis, la segunda camiseta, verde y negra, reproduce la palabra Get ("conseguir" en inglés).

En principio, el Arenas pondrá a la venta 120 elásticas a un precio de 55 euros. "Es un chollo; probablemente el precio suba con el tiempo", aventuró Urzay, al que avala el antecedente: hace sólo un par de meses, la prenda que diseñó en primavera de 2004 para el Athletic se cotizaba a 800 euros en la más popular casa de subastas on line. "Estaremos encantados de lanzar una segunda tirada", declaró Zuazo. "Los números nos cuadrarán mejor", invitó. Las camisetas podrán ser adquiridas en las oficinas del club, en el Puente Colgante y en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009