Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pierde en el Supremo su batalla contra Garzón por el 'caso Gürtel'

Rajoy dice que acata la decisión del tribunal pero insiste: "El juez no es imparcial"

La campaña de desprestigio contra el juez Baltasar Garzón emprendida por el PP sufrió ayer un importante revés. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo archivó la querella de esa formación contra el magistrado de la Audiencia Nacional por su decisión de seguir investigando la trama de corrupción que afecta a instituciones de ese partido a pesar de encontrar indicios contra aforados. El alto tribunal niega, además, que el juez haya filtrado datos del sumario, declarado secreto, y asegura que Garzón "puede y debe investigar hasta que encuentre indicios fundados que justifiquen la imputación" de los diputados autonómicos, el eurodiputado y el senador implicados. El juez se inhibió en favor de los tribunales superiores de Madrid y Valencia el 5 de marzo.

El magistrado no había terminado de analizar los datos de su investigación

El líder del PP, Mariano Rajoy, declaró ayer que acataba la decisión del tribunal de archivar su querella, pero enseguida añadió: "El juez Garzón no es imparcial".

La querella acusaba al magistrado de prevaricación por tratar de retener la causa a pesar de la presencia de aforados que le obligarían a inhibirse en favor de los tribunales superiores de Madrid, la Comunidad Valenciana y el Supremo. El escrito se basaba en el auto por el que Garzón negó la personación del partido en el caso Gürtel el 13 de febrero por la existencia de "serios indicios de que personas integrantes de esa formación" pudieran "tener responsabilidad penal en esta causa" o en las que se iniciarían posteriormente, "tras la inhibición que se acordará por el aforamiento de alguna de ellas". El PP también se quejaba de un comunicado del gabinete de prensa de la Audiencia en el que se desmentía la implicación del diputado del PP Esteban González Pons, pero no la de su senador y tesorero Luis Bárcenas, que reflejaron los medios.

El auto del Supremo, redactado por el presidente de la Sala de lo Penal Juan Saavedra, niega que la resolución que rechazó que el PP fuera parte sea "un evidente despropósito jurídico" constituyente de prevaricación. "Por lo que hace a la nota del Servicio de Prensa de la Audiencia [la que desmintió la implicación de González Pons], su finalidad no era otra que preservar la indemnidad del diputado mencionado" y la intención de Garzón al hacerla pública no fue en ningún caso la de "revelar el secreto sumarial" respecto a la implicación de Bárcenas, contra el que, finalmente, el juez sí encontró indicios de criminalidad.

Respecto de la supuesta intención del juez de retener la causa en lugar de enviarla a los tribunales competentes para enjuiciar a los aforados -los diputados madrileños Alberto López Viejo, Benjamín Martín Vasco y Alfonso Bosch; el presidente valenciano Francisco Camps y el secretario general del PP valenciano Ricardo Costa; el eurodiputado Gerardo Galeote y el senador Luis Bárcenas-, el Supremo la niega rotundamente basándose en sentencias anteriores. "No basta la mera imputación personal del aforado para que el instructor suspenda inmediatamente la instrucción y remita la causa al órgano competente", afirman. El juez, continúa el auto, "puede y debe investigar hasta alcanzar indicios fundados que justifiquen dicha imputación", lo que supone bendecir la actuación de Garzón, ya que, en el auto del que el PP se queja afirmó que no había terminado de analizarlos documentos obtenidos en la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009