Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Eddie Bo, el pianista que se enamoró de Nueva Orleans

Tocaba en el Barrio Nueve hasta que lo arrasó el Katrina

El rey del piano de Nueva Orleans falleció el pasado 18 de marzo de un ataque al corazón, a los 79 años de edad. Eddie Bo era un personaje protagonista en la comedia diaria de la capital del jazz, hasta que la tragedia del Katrina asoló la ciudad, dejándola desorientada y confundida. Este talentoso pianista firmó algunos de los grandes éxitos musicales de este género en los años sesenta y setenta, como Check Mr. Popeye o I'm wise. Tocó frecuentemente en el Barrio Nueve hasta que éste quedó sumido en el fango. Su última actuación fue la de tratar de reconstruir su estudio de grabación piedra a piedra, con sus propias manos.

Bo, nacido Edwin Bocage en 1930, era uno de tantos fieles hijos de Nueva Orleans que creían que esa ciudad es la fuente de un poder especial, una fuerza sobrenatural que le confiere ese carácter tan auténtico y esa musicalidad pocas veces vista en otros lugares del mundo. "Hay aquí algo inexplicable. He intentado averiguar qué es, pero no se puede aclarar. La gente me pregunta, pero sólo puedo decirles de la mejor forma posible que hay algo especial aquí, en el ambiente de Nueva Orleans", dijo el artista en una entrevista al diario local Times-Picayune en 2006.

Epicentro cultural

Bo se crió en el Barrio Nueve, el epicentro cultural de la ciudad hasta que el huracán Katrina lo arrasó en 2005. De hecho, en 2003 había transformado una antigua consulta médica en un bar donde sus seguidores le podían escuchar en directo frecuentemente. Tanto este local como su estudio de grabación, una antigua estación de bomberos también reconstruida, quedaron ahogados en el fango dejado por Katrina. Bo, que de joven aprendió albañilería, comenzó a reconstruirlos con sus propias manos. Pero nunca fue lo mismo.

Ésa era la generación de Eddie Bo: albañiles de día, músicos de noche. Así, el artista cumplió con la tradición de Nueva Orleans, donde hace décadas muchos músicos autodidactas se daban a la improvisación y aprendían a tocar sus instrumentos como una afición, tras duros días de trabajo. "Somos masones, carpinteros, albañiles", solía decir el maestro en referencia a los músicos de su época.

Bo fue también soldado. Prestó servicio en el Ejército antes de aprender música en la Escuela Grunwald de Nueva Orleans, donde se especializó en el arte del piano y en composición. Pronto formó la orquesta Spider Bocage y decidió probar la fusión del jazz con nuevos ritmos populares, como el R&B. De este modo, Little Richard convirtió su canción I'm wise en el éxito Slippin' and slidin'. Etta James interpretó su My dearest darling, y Tommy Ridgley le puso su voz a In the same old way. Probó con el soul y, en los años setenta, en plena explosión disco, con el funk.

Tras el paso del Katrina, Bo vivió el exilio forzoso que experimentaron muchos de sus convecinos. Pero fue de los primeros en regresar, a pesar de que el huracán le quitó algo de vida a la ciudad. "Ya no hay energía aquí", dijo en 2006, al entrar al bar ahora arrasado que había construido tres años antes. La mala fortuna quiso que falleciera cuando estaba de viaje fuera de la ciudad. Su música, sin embargo, se queda para siempre en el Barrio Nueve.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de abril de 2009