Entrevista:EDISON LOBÃO | Ministro de Minas y Energía de Brasil | Economía global

"Brasil estudia ingresar en la OPEP"

Las ingentes reservas de petróleo descubiertas en la costa brasileña, cuya dimensión total aún se desconoce, y su liderazgo en la producción y exportación de biocombustibles han convertido el país suramericano en una pieza clave en el mapa energético mundial. El ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobão, visitó España esta semana y explicó ante instituciones y empresas las oportunidades de inversión en el sector energético de su país.

Pregunta. Recientemente, usted ha dicho que la explotación de las reservas de petróleo de la zona pre sal (situadas en el fondo marino bajo una gruesa capa de sal) exigirá una inversión de 270.000 millones de dólares (unos 200.000 millones de euros). ¿Están abiertos a la participación de empresas españolas?

"El etanol brasileño no procede de alimentos y evita las emisiones de CO2"
"No estamos en condiciones de competir con Venezuela"

Respuesta. Hay que entender esta propuesta en toda su dimensión. No se trata de una inversión a corto plazo, en uno, dos o tres años, sino de una inversión a lo largo de varios años, para que esta amplia zona desconocida de petróleo sea explorada. Muchos países, muchas empresas privadas, desean explorar el petróleo del pre sal, solas o junto a Petrobras. Muchas ya están asociadas con Petrobras para la exploración de algunos bloques en la región del pre sal. De momento hemos tomado la decisión de suspender cualquier subasta en la región del pre sal hasta que se formule un nuevo marco regulatorio para esta zona, que está siendo elaborado en mi ministerio. Esperamos concluirlo para el 30 de abril y después lo llevaremos al conocimiento del presidente de la República, que a su vez lo enviará al Congreso.

P. Acaba de pronunciar en Madrid una conferencia sobre las oportunidades de inversión en el sector energético de su país. ¿Tienen preferencia por algún sector en concreto?

R. Sí, tenemos preferencia por la energía de origen hídrico, como los proyectos hidroeléctricos que planeamos realizar a lo largo de varios años. El Gobierno no tiene intención de construir en exclusiva con su empresa estatal Electrobras estas hidroeléctricas, sino que el capital mayoritario sea de empresas privadas brasileñas o extranjeras. Por tanto, he animado al capital privado español a participar en los concursos, ganar y realizarlas. Además, también pueden participar en las líneas de transmisión, centrales térmicas, de gas, de carbón, biomasa... En cuanto a las térmicas nucleares, tenemos dos, una tercera en construcción y vamos a implantar a corto plazo otras cuatro de gran dimensión. Después construiremos otras 40 nucleares. Pretendemos llegar dentro de 40 años a un total de 50.000 megavatios de energía nuclear.

P. La Unión Europea acaba de aplicar aranceles temporales al biodiésel de EE UU. ¿Teme que pueda ocurrir lo mismo con el etanol brasileño?

R. El etanol brasileño procede de la caña de azúcar y no de alimentos como el maíz o el trigo, como hacen Estados Unidos y algún país europeo. Por otro lado, la caña de azúcar evita la emisión de CO2 y está exactamente en la raíz de los intereses mundiales, en el sentido de contener las emisiones de CO2 a la atmósfera. En cuanto al biodiésel, estamos produciendo cada vez más a partir de oleaginosas no alimenticias. En este sentido, nuestro biodiésel es diferente del que se produce en EE UU y hasta en Europa. Creemos, por tanto, que no habrá barreras a la importación de nuestro biodiésel, pero de todas maneras, ésta es una decisión de la Unión Europea que esperamos que no sea tomada en relación con Brasil, pero no podemos interferir en ella.

P. Dado el probable gran aumento de las reservas probadas de petróleo, ¿está Brasil estudiando el ingreso en la OPEP?

R. Hemos recibido varias invitaciones de países integrantes de la OPEP para que también ingresemos, entre ellos, Arabia Saudí, Qatar y otros. Hace unos días, Venezuela también nos invitó con insistencia. Brasil está evaluando esta posibilidad. Desde luego, debemos esperar a que Brasil se convierta en un país exportador de petróleo para ingresar en la OPEP. En este momento es apenas autosuficiente. Hoy producimos dos millones de barriles al día. Gracias al pre sal, esperamos elevar pronto la producción a los 3,5 millones de barriles al día. Entonces seremos un país exportador de petróleo, porque el aumento de nuestro consumo será compensado por la presencia de biodiésel y bioetanol.

P. Estados Unidos podría estar muy interesado en el petróleo brasileño para reducir su dependencia del crudo de Venezuela, con la que tiene una difícil relación.

R. Si esto fuera verdad, estaríamos muy contentos. Por ahora no estamos en condiciones de competir con Venezuela, que exporta dos millones de barriles de petróleo al día a EE UU, y nosotros no llegaremos a esta posibilidad hasta dentro de muchos años.

P. También están interesados en la construcción de más refinerías, para no exportar sólo crudo, sino también gasolina y otros derivados, que dejan más beneficios. ¿Estas futuras refinerías están también abiertas a la inversión extranjera?

R. Más que interesados, ya las estamos construyendo. Vamos a construir varias refinerías nuevas en Brasil, dos de ellas premium. Una de las refinerías premium, en el Estado de Maranhão, producirá 600.000 barriles diarios, que equivale hoy a un tercio de todo el petróleo brasileño, destinados por completo a la exportación. Tenemos que importar petróleo en bruto, refinarlo en Brasil y exportarlo. Es muy lucrativo. Esta refinería de Maranhão costará 20.000 millones de dólares, será construida con capital brasileño y muy probablemente con financiación externa. Estamos en negociación con una empresa japonesa que se propone financiarla, y asociarnos con ella. Y las demás refinerías tendrán también capital de otros países que pretenden unirse al esfuerzo brasileño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de abril de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50