Reportaje:Talentos

A este lado de la frontera del éxito

La revista 'Fusión Latina' selecciona a 100 inmigrantes que triunfan en España

Nada más llegar al jardín de la Casa de América de Madrid Andrés Fernández se presenta. "Paraguayo, cineasta, ¿y vos?", le pregunta a otro de los asistentes, "Diego Arévalo, colombiano, ingeniero". No es la conversación típica entre dos inmigrantes latinoamericanos en Madrid, pero por suerte ya no parece un diálogo de pura ficción. Ninguno de los dos llega a los 35 años, se encuentran entre los más jóvenes de los cien latinoamericanos excepcionales que por segundo año consecutivo elige la revista Fusión Latina. Inmigrantes que buscaban una oportunidad en España y a los que su esfuerzo les llevó más allá: a destacar en música, ciencia, periodismo, deporte o política.

"Presentar inmigrantes exitosos sirve para dar ejemplo y quitar complejos", dice Verónica Durán, directora de la revista y promotora del proyecto 100 Latinos. Durán dice que el número no abarca a la cantidad de historias destacables que el equipo de la revista encuentra durante la selección.

El dominicano Álex Ferreira ha grabado un disco con Warner en 2008
Acciona fichó al colombiano Diego Arévalo para planes internacionales

La del dominicano Álex Ferreira es una de ellas. Vino a Madrid hace cuatro años, con 22. Tenía claro que en la República Dominicana no iba a llegar muy lejos haciendo música cuyos referentes iban de "la trova cubana hasta Radiohead". Después de formar un grupo y tocar en bares por muy poco dinero, consiguió grabar un disco con Warner el año pasado.

El equipo de la revista recalca la importancia de esta iniciativa en momentos de crisis. "Hay cierto ambiente de culpabilización del inmigrante por la falta de empleo. Ahora es fundamental hacer visibles sus logros". Verónica Durán insiste en que se debe superar la idea de que los latinos en España son sólo mano de obra para el sector servicios. "Se está creando una sociedad nueva con sus empresarios y sus escritores", dice la editora. Diego Arévalo es ingeniero civil, llegó desde Colombia con una beca y ahora trabaja en la empresa Acciona. Entre sus cometidos está la colaboración en proyectos internacionales y su experiencia vital es una baza perfecta para impulsarle profesionalmente. "España está buscando oportunidades en países extranjeros y su mercado natural es Latinoamérica. Los emigrantes bien preparados, que ya hemos sufrido el desarraigo una vez, nos desplazamos con más facilidad y eso es positivo para las empresas", explica.

Arévalo comparte perspectiva optimista con Arturo Paniagua, periodista de 26 años. A este dominicano le ha dado tiempo a alcanzar más logros que a la mayoría de personas de su edad, inmigrantes o no. Presenta un programa en Radio 3, se encarga de los contenidos de la cadena en Internet, tiene un espacio fijo en el programa de televisión No disparen al pianista y su blog Alt1040 fue uno de los más leídos de España el pasado año. En actitud, lleva el Yes we can por delante.

Cada cual comenta su experiencia. La periodista Tatiana Escárraga, otra de las seleccionadas, trabaja en la revista Vanity Fair y está implicada en asociaciones de inmigrantes. Andrés Fernández cuenta con otros paraguayos que viven en Madrid para el cortometraje que está preparando. En la charla de este grupo de talentos latinos no tardan en salir los abuelos vascos, las anécdotas y los chascarrillos agridulces de la madre patria. "Hace poco leí que la Guerra Civil española la ganó México porque acogió a muchos intelectuales huidos", dice Diego Arévalo. El tema de la fuga de cerebros llega a la conversación. Todos tienen muy presente que la utilidad de sus logros podría ser mayor en sus países de origen que en España y cada uno canaliza esta preocupación a su manera. "No conozco a nadie que se fuera por gusto, siempre es duro", dice Tatiana Escárraga, "volveríamos si en nuestra tierra tuviéramos un mínimo de garantías profesionales".

Durán habla sin ambages de que es un fracaso para los países de origen y que los de acogida pecan de doble moral: "De repente se menciona a alguien que se ha convertido en una personalidad como hispano-colombiana o como española de origen colombiano y no como colombiana, por ejemplo". Todos creen que el inmigrante que hace algo malo hace muchísimo ruido mientras que aquel que destaca positivamente está tan integrado que ya no es noticia.

De izquierda a derecha, Arturo Paniagua, Diego Arévalo, Tatiana Escárraga, Andrea Garafulic y Andrés Fernández, el sábado en Madrid.
De izquierda a derecha, Arturo Paniagua, Diego Arévalo, Tatiana Escárraga, Andrea Garafulic y Andrés Fernández, el sábado en Madrid.ÁLVARO GARCÍA

Grandes preguntas

¿Quiénes son? Algunos de los más jóvenes entre los 100 talentos latinoamericanos que la revista Fusión Latina selecciona por segundo año consecutivo rastreando en embajadas, consulados y asociaciones. La menor de ellos es la gimnasta boliviana de 16 años Andrea Garafulic.

¿De dónde vienen? De República Dominicana, Paraguay, Bolivia, Ecuador o Colombia. Cada cual viene de un rincón distinto de América Latina y todos traen una historia distinta de superación.

¿Adónde van? A grabar un corto, un disco o un programa de radio, entre una infinidad de proyectos ya que cada uno viene de una disciplina diferente. El principal cometido de 100 Latinos es hacerles visibles en un acto que se celebrará mañana en la Casa de América para que sirvan de ejemplo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50