Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obiols tiende puentes con la Casa Gran de Artur Mas

El dirigente del PSC evita confirmar su candidatura para el 7-J

Revitalizar el debate político en un momento de galopante crisis económica y de creciente alejamiento entre ciudadanos y sus representantes públicos promete ser toda una quimera. Por esta razón, el impulsor de la Conferencia Abierta del Partit dels Socialistes (PSC), Raimon Obiols, quiere romper alguna que otra barrera psicológica en su proyecto para abrir los poros del partido a los nuevos aires de la sociedad y prepararlo para las próximas citas electorales. De entrada, Obiols se ha fijado incorporar a su proyecto a todo tipo de ciudadanos que quieran colaborar en la renovación de ideas de la órbita socialista, incluidos los que ya colaboran con el proyecto de renovación del catalanismo del líder de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas.

El veterano dirigente socialista presentó ayer en público a los 17 primeros impulsores de la Conferencia Abierta, la mitad de ellos militantes del PSC y la otra mitad independientes. Su objetivo es que la cifra alcance los 75.000, que, como se encargó de recordar, sería el 1% de la población catalana. Obiols pretende que los participantes en este proceso de debate, que durará un año, ayuden de una u otra forma al PSC a transformarse al ritmo que lo hace la sociedad. Al proceso serán bienvenidos, dijo, muchos de los impulsores que trabajan en el proyecto de Artur Mas para volver a llevar a CiU al Palau de la Generalitat bajo un paraguas de catalanismo renovado. Preguntado sobre si piensa entrar en competencia con la Casa Gran de Artur Mas, Obiols aseguró que "no sólo se puede estar, sino que se debe estar", y añadió que "invitará" también a personas que trabajen en el proyecto de Convergència Democràtica (CDC). Uno de los primeros en colaborar en ambos proyectos es el ex consejero de Cultura Ferran Mascarell, que, teniendo fuertes raíces en el PSC, ha participado en algún acto de Artur Mas y se ha sumado también al proyecto de Obiols.

El dirigente socialista evitó en la presentación de ayer aclarar si finalmente será el candidato del PSC a las elecciones europeas de junio. "Hoy no toca", ironizó parafraseando a Jordi Pujol. Con todo, los dirigentes del PSC no insinúan otro nombre que no sea el de Obiols. La incógnita acabará de desvelarse la próxima semana, pero hoy la poderosa federación barcelonesa del PSC dará un paso significativo al proponer a Obiols como la mejor opción para encabezar la lista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 2009