Acusado el chófer de un autocar que superó seis veces el límite de alcoholemia

La Ertzaintza acusa de un delito contra la seguridad vial al conductor de un autobús de viajeros que circulaba con una tasa de alcoholemia casi seis veces superior a la permitida para estos profesionales, según informó ayer Interior. Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del martes. Agentes de la Unidad de Tráfico de Guipúzcoa habían montado un control de alcoholemia en la N-I a su paso por Oiartzun. El control es uno de los habituales que la policía vasca monta para los conductores de autobuses.

Los ertzainas detuvieron el autocar, que llevaba un número indeterminado de pasajeros, y obligaron al conductor a pasar el control, en el que arrojó una tasa positiva de alcohol en aire espirado de 0,81 y 0,84 miligramos por litro. La normativa vigente establece que los conductores de este tipo de vehículos no pueden superar una tasa de 0,15 miligramos por litro de aire espirado. El conductor ha sido imputado de un delito contra la seguridad vial y deberá responder ante el juez cuando la Ertzaintza le remita el atestado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50