Reportaje:

12 tornillos para Armstrong

Un cirujano reconstruye en Austin la clavícula derecha del tejano, quien considera "factible" correr el Giro, aunque no ganarlo

Más de seis horas después de entrar en un quirófano de Austin (Tejas), Lance Armstrong salió con la clavícula derecha reconstruida mediante una placa asegurada con 12 tornillos incrustados en el hueso. Así lo anunció en su twitter el ciclista, de 37 años, que el lunes, en un páramo del Cerrato palentino se cayó durante la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León, la primera carrera que disputaba en España en cinco años.

El estado de ánimo del tejano, sombrío cuando cayó, pero más animado según volvía a Estados Unidos, se ensombreció, sin embargo, recién aterrizó en su tierra. Una rápida visita al cirujano Doug Elenz, acompañada de un escáner, le hizo conocer que la fractura no era tan limpia como se podía pensar por las radiografías del Clínico de Valladolid, el hospital en el que se le aseguró la articulación para el largo viaje. Había un pequeño desplazamiento y varias esquirlas molestando. Aunque la operación fuera más complicada de lo previsto, Armstrong no pensaba que ello influiría en los plazos de recuperación. Así lo expresó en la página web de su equipo antes de pasar por el quirófano.

Más información

"Una vez salga del hospital tendré que estar 72 horas sin hacer absolutamente nada, y 3-4 días después seguramente ya podré empezar a hacer rodillo. Si la operación va bien no veo que nada se pueda complicar", dijo Armstrong. "Faltan aún cinco semanas para el Giro y creo completamente factible mi participación. De todas maneras, este ha sido el mayor contratiempo de mi carrera, pero como he hecho mucho trabajo de pretemporada cuando vuelva no tendré que partir de cero. Incluso, aunque vaya al Giro corto de preparación y tenga que usarlo para prepararme para otros objetivos, estoy deseando ir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50